.
INFRAESTRUCTURA Beneficios de los proyectos viales en las comunidades
viernes, 19 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Carlos Gustavo Ramírez

En Colombia se ha convertido en una costumbre hablar sobre la necesidad que tiene el país de construir infraestructura vial para capitalizar adecuadamente los niveles de crecimiento económico y así mismo, para aprovechar los beneficios que traen los múltiples tratados de libre comercio suscritos durante los últimos diez años.

Pero más allá de las bondades en materia de competitividad y comercio exterior que trae consigo la construcción de vías, es indudable que hay otra gran cantidad de beneficiarios, no tan visibles y conocidos, como las comunidades ubicadas en las zonas de influencia directa de los proyectos.

A diferencia de otras actividades, la construcción de vías tiene un impacto posiblemente más notable a nivel local que en el ámbito nacional. Generación de empleo, directo e indirecto; disminución en los costos de transporte; dinamización de la economía por la utilización de bienes y servicios locales y por el aumento de usuarios de las vías; reducción en los tiempos de desplazamiento; apoyo a proyectos productivos para aquellas personas que dependen económicamente de los usuarios; restablecimiento de alguna viviendas para la población vulnerable que es impactada por el trazado de la carretera, capacitaciones a las nuevas generaciones que tendrán que relacionarse a futuro con la doble calzada y formación permanente para los habitantes de la zona en las labores asociadas a la obra, son de los mejores ejemplos que conlleva la construcción de carreteras modernas.

En el caso puntual de la Ruta del Sol Sector 2, a cargo de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S., y cuyos accionistas son Odebrecht, Episol S.A.S. y CSS Constructores S.A., la sostenibilidad de las comunidades de la zona de influencia es una prioridad, no sólo por los 5.000 empleos generados, sino por nuestra influencia directa en la zona donde operamos. Por ejemplo, a través de nuestro programa bandera de Responsabilidad Social: Creer Odebrecht Colombia, desarrollado en conjunto con el Sena y las Alcaldías de los municipios aledaños al proyecto, hemos logrado capacitar de manera gratuita a más de 8.000 personas, en oficios elementales propios de la construcción civil, operación de maquinaria pesada y otros similares, ya sea para aplicarla dentro o fuera del Sector 2.

Esta iniciativa creada por Odebrecht e implementada en varios países del mundo, brinda las herramientas necesarias a los habitantes para que puedan aportar al desarrollo socioeconómico y cultural del país, mejorar sus expectativas de vida y garantizar capacidades para obras similares. La inversión estimada para el desarrollo de este programa en Colombia, es de $6.000 millones que incluyen la adecuación de ambientes de aprendizaje, materiales didácticos, uniformes, instructores, alimentación y transporte.

En la concesión sabemos que, además de construir las obras de una manera ágil, tenemos que generar un valor agregado en las comunidades por las que pasamos. Tal como se lo mencionamos al Presidente Juan Manuel Santos durante su visita en enero, es innegable que el desarrollo de infraestructura, más allá de mejorar los niveles de competitividad, es la mejor forma de generar prosperidad social en municipios que, sin duda alguna, requieren de inversión, confianza y apoyo.

¿Qué es Enrutados con la Seguridad Vial?
Busca que los niños de preescolar a quinto de primaria, residentes en el Sector 2 de la Ruta del Sol, aprendan la importancia de temas relacionados con seguridad vial, espacio público y medio ambiente, ya que a futuro ellos serán los usuarios de la doble calzada. La capacitación se ha llevado a 80 escuelas del área de influencia con la cual se han beneficiado más 6.000 estudiantes y 270 docentes.