.
GLOBOECONOMÍA Warren Buffett, el inversionista que soñaba con ser millonario a los 11 años
jueves, 8 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

A Warren Buffett le ocurre lo mismo que a Napoleón o Churchill: se le atribuyen tantas frases que ya no se sabe cuáles son realmente suyas y cuáles no. Pese a todo, una de ellas -de la que sí está comprobada su autoría- resume perfectamente su filosofía: “Nunca invierta en un negocio que no pueda entender”.

Buffett nació en Omaha, Nebraska en 1930, en medio de la Gran Depresión, algo que le marcaría, al igual que el hecho de que su padre fuera corredor de bolsa. Un día compró una caja de chicles en la tienda de su abuelo con la intención de revenderlos. Una mujer quiso comprarle un paquete, pero el pequeño Warren le respondió que sólo los vendía de cinco en cinco para no romper el envoltorio. Preguntado por qué, respondió: “Podría no vender los otros cuatro, demasiado riesgo”. Tenía 6 años.
 
A los 11 les dijo a sus padres por primera vez que quería ser millonario. Su primera inversión fueron seis acciones de Cities Service Preferred que compró con sus ahorros. Las vendió poco después ganando US$5 por título, pero en unos meses las acciones se dispararon. “Me di cuenta de que había dejado de ganar mucho dinero. Fue mi primera gran lección: no corras”, aseguró Buffett en una ocasión.
 
Reparó máquinas de pinball, vendió pelotas de golf y repartió periódicos para pagarse los estudios en la Universidad de Nebraska. Más tarde, conoció a su mentor, Benjamin Graham, cursando un máster en la Universidad de Columbia. Este profesor defendía que hay que apostar por empresas sólidas y a largo plazo. Buffett aprendió sus enseñanzas durante los años que trabajó para él, pero en 1956 decidió volver a Omaha para establecerse por su cuenta. Su primera gran empresa fue una firma de inversión constituida con US$100.000 que le prestaron amigos y familiares y otros US$150.000 de siete socios. Consiguió unos beneficios en cinco años de 251%, tiempo en el que el Dow Jones subió un 74%.
 
Berkshire Hathaway
 
Con varios éxitos ya a sus espaldas, en 1965 Buffett compró una empresa textil en pérdidas y mal gestionada bajo la que más adelante unificaría sus negocios: Berkshire Hathaway. A finales de los setenta, cualquier rumor de que estaba interesado en una compañía disparaba el valor de ésta en bolsa.
 
Las compras y las inversiones se sucedieron a lo largo de las siguientes décadas, con la adquisición de las 55 subsidiarias que hoy forman parte de Berkshire, así como importantes posiciones en compañías como Coca-Cola, Wells Fargo, American Express, Walt Disney, Procter & Gamble, Kraft Foods, IBM, Johnson & Johnson, Wrigley o Burlington Northern Santa Fe. Esta última ha sido su mayor adquisición: pagó US$44.000 millones en 2009 por 77% de las acciones que aún no poseía de la compañía de ferrocarriles. Sus inversiones siempre han crecido, aunque también ha cometido errores, como no entrar en Wal-Mart desde su nacimiento o su salida de McDonald’s antes de que sus acciones se dispararan. La mayoría han sido por una razón: “Me pienso las cosas demasiado”.
 
El Oráculo de Omaha, apodo por el que se le conoce, tuvo su mayor vaticinio en 1999. Aseguró que muchos negocios tecnológicos acabarían quebrando, lo que le valió el calificativo de ‘loco’. Poco después estalló la burbuja de las puntocom en la que se perdieron decenas de millones de dólares en sólo unas semanas. “La promesa de un beneficio rápido puede acarrear muchas lágrimas. Y eso es igual para unos peniques que para un billón de dólares”, suele afirmar.
 
Reciente adquisición
 
La Comisión Europea (CE) ha aprobado la adquisición de la empresa estadounidense de productos alimenticios H.J Heinz por parte del grupo de inversión Berkshire Hathaway, y el fondo 3G Capital, por US$28.000 millones, incluidas las deudas.
 
El análisis de la CE sobre la operación se basó en su impacto en el mercado de salsas frías y restaurantes de comida rápida en Europa, informó hoy el Ejecutivo comunitario, que recordó que 3G Capital se centra en el sector de comercio al por menor y el consumidor y controla el capital social de Burger King.
 
El negocio de Heinz incluye su famoso ketchup (650 millones de botellas al año), así como  la marca de alimentos de régimen Weight Watchers.
 
 

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Salud 18/09/2021 FDA respalda el Pfizer Booster para mayores de 65 años y rechaza el uso generalizado

Los panelistas acordaron que la autorización podría incluir a personas que pueden estar expuestas a Covid-19 debido a sus trabajos

Bolsas 19/09/2021 La fatídica semana de Evergrande y las vacaciones en China ponen el foco en el yuan

El yuan offshore, cambio para el comercio de divisas de China fuera del país, está a punto de ser el centro de atención en el mercado

Bolsas 18/09/2021 China defiende la represión tecnológica en una reunión con los jefes de Wall Street

La reunión marcó la reanudación de la mesa redonda que se convocó por primera vez en septiembre de 2018

MÁS GLOBOECONOMÍA