Las ganancias iniciales tenían una base amplia, destacando el repunte del 4,3% de Apple Inc

Reuters

Wall Street trepaba más de un 2% el martes, por señales de que algunas economías aliviarán sus cierres por el coronavirus, mientras los inversores centraban su atención en los resultados trimestrales presentados por JPMorgan y Johnson & Johnson en busca de pistas sobre el impacto de la epidemia en los negocios.

A las 1507 GMT, el Promedio Industrial Dow Jones ganaba 364,64 puntos, o un 1,54%, a 23.751,67 unidades; el índice S&P 500 mejoraba 69,36 puntos, o un 2,51%, a 2.830,99 unidades; y el Nasdaq Composite subía 258,76 puntos, o un 3,16%, a 8.451,19 unidades.

Las ganancias iniciales tenían una base amplia, destacando el repunte del 4,3% de Apple Inc, que alimentaba el alza del 3% en el índice Nasdaq tras conocerse datos que indicaron que los envíos de iPhones a China rebotaron levemente en marzo tras desplomarse en febrero.

Los mercados de acciones estadounidenses se recuperaron el mes pasado tras hundirse más de un 30% desde sus máximos de récord de febrero, respaldados por una serie de medidas de estímulo monetario y fiscal y las primeras señales de una estabilización en el número de casos de coronavirus.

No obstante, las firmas del S&P 500 acumulan aún una pérdida de valor de mercado en torno a los 4,7 billones de dólares y los analistas advierten de una dura temporada de reportes corporativos por las estrictas medidas de aislamiento, que han detenido casi por completo la actividad empresarial.

Las ganancias de JPMorgan Chase & Co y Wells Fargo & Co se hundieron en el primer trimestre, ya que ambos bancos tuvieron que reservar miles de millones de dólares para cubrir pérdidas potenciales de créditos por la pandemia.

No obstante, sus acciones subían entre 1%-1,8% tras haber perdido, respectivamente, un 29% y un 40% en lo que va de año, ya que la crisis sanitaria frenó sus operaciones.

La incertidumbre generada por el coronavirus obligó a Johnson & Johnson a rebajar su previsión ajustada de ganancia para 2020, pero sus acciones trepaban un 4,1%, ya que impulsó su dividendo trimestral, mostrando una estabilidad financiera en un momento en que muchas firmas destacadas lo han suspendido para elevar sus reservas de efectivo.