.
HACIENDA Wall Street afronta el cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos
lunes, 22 de enero de 2018

El líder de la mayoría republicana en el Senado de EEUU, Mitch McConnell, anunció a última hora del domingo que la Cámara Alta votará este lunes un proyecto de ley para intentar reabrir el Gobierno.

Expansión - Madrid

Los senadores someterán a votación un proyecto que permitirá mantener abierta la Administración federal estadounidense hasta el próximo 8 de febrero, precisó McConnell.

La propuesta daría más tiempo a republicanos y demócratas para negociar unos presupuestos definitivos para el año fiscal 2018, si bien no está claro que estén garantizados los 60 votos necesarios para aprobar esa iniciativa.

"Aún tenemos que alcanzar un acuerdo sobre el camino a seguir que sea aceptable para ambas partes", advirtió el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, tras escuchar el anuncio de McConnell

Ambos partidos mantienen sus discrepancias sobre los presupuestos federales, una situación que podría sembrar la incertidumbre en los mercados y cancelar el previsto viaje de Trump a la cumbre de Davos.

Después de semanas de negociaciones, republicanos y demócratas han sido incapaces de alcanzar un acuerdo sobre el presupuesto federal, lo que conduce a Estados Unidos al primer cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos desde 2013 por falta de fondos. Se trata también del primero en la historia con un partido controlando tanto el Congreso como el Senado y la Casa Blanca.

El plazo para llegar a un acuerdo venció a medianoche del viernes, aunque las negociaciones continuaron durante el fin de semana en busca de un pacto que, por el momento, aún no ha llegado. El único avance se produjo anoche con el anuncio de la nueva votación.

El presupuesto debía haberse aprobado en septiembre, pero las discrepancias condujeron a parches temporales que también parecen haberse agotado.

El cierre parcial del Gobierno significa que dejan de funcionar los servicios no esenciales, lo que sobre todo empezará a notarse a partir de hoy, y que decenas de miles de empleados federales se quedarán en su casa hasta que la situación se resuelva.

La última vez que la Administración de Estados Unidos tuvo que cerrar por falta de fondos fue en octubre de 2013, con Barack Obama en la presidencia. El cierre se prolongó durante dieciséis días y afectó a cerca de 850.000 empleados, el 40% de los trabajadores públicos. Los servicios no esenciales van desde los museos y parques públicos, a la recogida de basuras.

Los mercados comenzarán hoy a sufrir la incertidumbre del cierre parcial del Gobierno, que tiene un alto coste económico. Los dieciséis días de paro de 2013 implicaron una pérdida de productividad valorada en 2.000 millones de dólares. Las discrepancias en el Congreso podrían acabar con la racha de récords en Wall Street.

La situación permanecerá así hasta que ambos partidos sean capaces de llegar a un acuerdo presupuestario. La principal discrepancia tiene que ver con el DACA, el programa destinado a los 800.000 jóvenes inmigrantes indocumentados que el Gobierno que lidera Donald Trump se niega a incluir en los presupuestos y que solo negociará a cambio de conseguir una partida de 18.000 millones de dólares durante una década para construir un muro fronterizo con México, la gran promesa electoral del presidente.

Los demócratas se oponen a aprobar ningún presupuesto que no incluya una solución a los denominados soñadores y están utilizando la situación para culpar a los republicanos justo en el primer aniversario de la investidura de Trump como presidente de Estados Unidos. Para el mandatario, el objetivo del partido rival es enturbiar los éxitos económicos conseguidos bajo su mandato en su afán de "secuestrar" el Gobierno.

Entre otras consecuencias provocadas por el cierre de la Administración, se plantea la posibilidad de que Trump se vea obligado a cancelar su viaje al Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), que comienza mañana. El discurso de Trump en el encuentro estaba programado para el viernes.

El presidente de Estados Unidos instó durante todo el fin de semana a los senadores de su partido a forzar un voto por mayoría simple para acabar con el cierre parcial del Gobierno federal. La propuesta presupuestaria presentada por los republicanos obtuvo más votos a favor (50) que en contra (48), pero fueron insuficientes para aprobar unos fondos que requerían el apoyo de 60 senadores. Ahora, Trump pretende que se active la llamada opción nuclear, que el líder de la mayoría en el Senado, en este caso, el republicano Mitch McConnell, puede convocar de manera discrecional y que cambia las reglas del Senado, al requerir una aprobación sólo por mayoría simple (51) y no de 60.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 09/04/2021 Acciones de Archegos se volvieron a invertir después de golpe de US$194.000 millones

Compañías vieron un total de US$194.000 millones en valor de mercado borrado cuando los bancos cancelaron las apuestas

Hacienda 11/04/2021 El "mano a mano" entre Andrés Arauz y Guillermo Lasso por la presidencia de Ecuador

Candidatos llegan al día de votaciones de segunda vuelta con una diferencia de dos puntos porcentuales en intención de voto

Estados Unidos 12/04/2021 La ciudad de Nueva York abrió un centro de vacunación exclusivo en Times Square

El centro se inauguró con el propósito de atender a los trabajadores del cine, la televisión y el teatro, e impulsar la industria de las artes

MÁS GLOBOECONOMÍA