La interrupción afecta en particular los modelos Golf y Tiguan de la marca principal, VW y se realizará durante mayo

El Economista - Ciudad de México

El grupo automovilístico alemán Volkswagen interrumpirá en mayo durante varios días algunas cadenas de montaje, que acababan de retomar la producción, a causa de la escasa demanda de autos, anunció la empresa este miércoles a sus empleados.

Dos cadenas de montaje situadas en su sede histórica de Wolfsburg serán cerradas integralmente y en otra habrá reducción de horarios, explicó el grupo en su sitio intranet el martes, mensaje que la AFP pudo consultar el miércoles.

La interrupción afecta en particular los modelos Golf y Tiguan de la marca principal, VW.

Volkswagen, que había vuelto a producir a finales de abril tras semanas de cierre a causa del nuevo coronavirus, se ve obligado a "ajustar continuamente la producción en función de las fluctuaciones previstas del mercado", explicó un responsable de recursos humanos, Arne Meiswinkel, en el mensaje a los trabajadores.

"Los clientes no se interesan en la compra de coches" y los depósitos donde están almacenados los vehículos producidos "ya llegan a sus límites", advirtió a finales de abril el presidente del poderoso comité de empresa, Bernd Osterloh.

Moody's bajó el miércoles sus previsiones para el mercado automovilístico mundial, y espera ahora una caída de 20% de las ventas en 2020, particularmente en Europa, con 30% menos, y 25% en Estados Unidos.