La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

Los venezolanos acudían el domingo a las urnas para elegir gobernadores en unos comicios signados por la ausencia del presidente Hugo Chávez, quien convalece en Cuba de una cirugía por el cáncer que padece y que podría poner fin a su gobierno de 14 años.

Los venezolanos acudían el domingo a las urnas para elegir gobernadores en unos comicios signados por la ausencia del presidente Hugo Chávez, quien convalece en Cuba de una cirugía por el cáncer que padece y que podría poner fin a su gobierno de 14 años.El Gobierno -que actualmente controla dos tercios de las gobernaciones- busca refrendar el buen resultado de las presidenciales, en las que la oposición sólo logró ganar en dos de los 23 estados.Pero la ausencia de Chávez -quien en octubre ganó la reelección y debe asumir en pocas semanas un nuevo mandato- podría pasarle la factura al oficialismo mientras el mandatario lucha contra el cáncer que lo ha obligado a realizarse cuatro operaciones, quimio y radioterapia desde junio del 2011.Por su lado, la alianza opositora apuesta a retener las siete gobernaciones que controla y al triunfo del ex candidato presidencial Henrique Capriles, quien pese a que fue derrotado por Chávez log ró un 44 por ciento de los votos.La atención está centrada en Miranda, el segundo estado más poblado del país, donde Capriles va por su reelección frente al ex vicepresidente Elías Jaua en busca de reafirmar su posicionamiento como favorito para una eventual nueva batalla electoral.Los sondeos en el estado que abarca parte de Caracas y concentra a una gran cantidad de electores son dispares, dado que algunos le dan a Capriles una diferencia holgada y otros apuntan a una competencia cabeza a cabeza con Jaua.El impacto en los comicios del deterioro repentino de la salud de Chávez -quien una semana atrás sacudió a Venezuela al mencionar por primera vez la posibilidad de su alejamiento del poder y nombrar a Maduro como su sucesor político- es incierto.Algunos analistas coinciden en que el escenario más probable es que la oposición se imponga en entre seis u ocho estados con mayor número de votantes.Pero otros creen que podría repetirse el escenario del 2004, cuando tras la victoria lograda por Chávez al vencer una propuesta de referéndum convocada para revocar su mandato, el oficialismo repitió la receta en las elecciones regionales celebradas pocos meses más tarde, logrando 20 de las 22 gobernaciones en disputa.Los analistas también advierten que la participación podría ser baja tanto por la fecha cercana a las fiestas navideñas como por el desánimo de muchos votantes ante la preocupación por la salud de Chávez. Del lado opositor, se suma la falta de interés tras la derrota de octubre.La condición de Chávez, que el 10 de enero debería asumir un nuevo mandato por seis años para coronar dos décadas en el poder, acaparó la atención en la recta final de la campaña.El presidente entró al quirófano el martes por última vez y sufrió complicaciones durante la operación por una hemorragia que obligó a sus médicos a aplicar "medidas correctivas" y puso en vilo al país.Desde entonces, el Gobierno dijo que Chávez ha mejorado lentamente, ha recuperado la plenitud de sus condiciones intelectuales y da órdenes.En caso de que se vea impedido de continuar al mando del país petrolero, la Constitución obliga a convocar a unos nuevos comicios en un lapso de 30 días.