La marca presuntamente eliminó una presentación de su sitio web que mostraba un símbolo de flor de Hong Kong y manifestantes

Bloomberg

Las manifestaciones de Hong Kong siguen interrumpiendo la continuidad de los negocios para algunas empresas estadounidenses, y la fabricante de calzado Vans es la última en verse enredada en las protestas.

Durante su competencia anual de diseño de calzado que se está llevando a cabo actualmente, Vans presuntamente eliminó una presentación de su sitio web que mostraba un símbolo de flor de Hong Kong y manifestantes con máscaras de gas, gafas y cascos. La medida provocó rechazo en las redes sociales. Algunos pidieron un boicot a la marca de zapatos popular entre los jóvenes después de que se retiró la presentación.

En una declaración publicada en su página de Facebook, Vans dijo: “[N]unca hemos tomado una posición política y, por lo tanto, revisamos los diseños para garantizar que estén en línea con los valores de respeto y tolerancia de nuestra compañía, así como con nuestras pautas claramente comunicadas para esta competencia”. Si bien no especificó qué diseños eliminó, la compañía dijo que “se ha eliminado una pequeña cantidad de presentaciones artísticas”.

Representantes de Vans y su empresa matriz, VF Corp., no respondieron a las solicitudes de comentarios el lunes.

La cadena de zapatillas Dahood, que opera varias franquicias de Vans en Hong Kong, escribió en una publicación de Facebook del 5 de octubre que suspendería las operaciones en tres lugares de la ciudad “hasta nuevo aviso” debido a “la controversia causada por el concurso de diseño de Custom Culture que organiza Vans en todo el mundo”.

Los casi cuatro meses de protestas en medio del creciente descontento por el control de China sobre Hong Kong han afectado las empresas minoristas y el turismo de la ciudad.

Otras entidades estadounidenses han quedado atrapadas en las protestas en todo el mundo. La Asociación Nacional de Baloncesto se enfrentó a las críticas del gobierno chino y políticos estadounidenses después de que un gerente general de los Houston Rockets pareciera apoyar a los manifestantes. Los manifestantes pidieron que Starbucks Corp. cancelará su franquicia en Pekín. Minoristas como Levi Strauss & Co. han tenido que cerrar temporalmente sus tiendas ubicadas en Hong Kong.