.
GLOBOECONOMÍA Trump promete nuevas medidas de seguridad
viernes, 10 de febrero de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La Casa Blanca no descarta la posibilidad de reescribir el decreto (que prohibe de forma temporal los viajes a refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana) a la luz de las acciones de un juez federal en Seattle y una corte de apelaciones en San Francisco, que suspendieron la norma dictada por Trump el 27 de enero, dijo un funcionario.

La orden de Trump, justificada como una medida de seguridad nacional para prevenir ataques de militantes islamistas, impedía el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen durante 90 días, y de refugiados de cualquier nacionalidad por 120 días, excepto los sirios, cuya entrada quedaba vedada por tiempo indefinido.

“Vamos a hacer lo que sea necesario para mantener seguro nuestro país”, dijo Trump. Y añadió que “haremos algo muy rápidamente que tendrá que ver con la seguridad adicional de nuestro país. Lo verán en algún momento de la próxima semana”, señaló sin dar detalles.

A la par que el mandatario hizo estos anuncios en presencia de Shinzo Abe, primer ministro de Japón, se conoció que la nipona Nissan desistiría de la idea de contruir una planta de ensamble en México debido a las presiones del presidente norteamericano.

La inversión contemplada es de US$89 millones.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

México 25/07/2021 Amlo propone reemplazar a la OEA por un organismo que no sea "lacayo de nadie"

El mandatario destacó que ya no puede sostenerse la misma política de hace 200 años, caracterizada por la "invasión"

Estados Unidos 27/07/2021 La confianza del consumidor en Estados Unidos aumenta inesperadamente por sexto mes

Por sexto mes consecutivo, la confianza del consumidor en EE.UU. aumentó a un nuevo máximo desde el inicio de la pandemia

Industria 26/07/2021 Histórica baja del Río Paraná impacta a la industria del transporte fluvial de Argentina

El bloqueo redujo 25% las cargas, y el problema radica en que Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja

MÁS GLOBOECONOMÍA