.
GLOBOECONOMÍA

Trump ordenó con orden ejecutiva no cerrar cárcel de Guantánamo

martes, 30 de enero de 2018

"Las operaciones de detención en la Estación Naval de los Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo son legales, seguras, humanas y se llevan a cabo de conformidad con el derecho internacional y de los Estados Unidos"

Durante su discurso del Estado de la Unión, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció ante el Congreso que ha firmado una orden para que la cárcel de la base militar de Guantánamo no sea cerrada.

"Hoy estoy cumpliendo con otra promesa. Acabo de firmar una orden ejecutiva que dirige al secretario Mattis a reexaminar nuestra política de detención y mantener abiertas las instalaciones de la bahía de Guantánamo", dijo Trump.

En un documento emitido por la Casa Blanca sostiene que "las operaciones de detención en la Estación Naval de los Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo son legales, seguras, humanas y se llevan a cabo de conformidad con el derecho internacional y de los Estados Unidos".

Con esta decisión, Trump estaría reformando decisiones tomadas por el gobierno anterior en cabeza de Barack Obama, quien en su llega a la Casa Blanca dio la orden de cerrar la cárcel en la isla.

En su momento, el expresidene Obama dijo que clausurar la cárcel de Guantánamo equivale a “cerrar un capítulo” de la historia del país.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Perú 13/06/2024 Nuevo megapuerto chino en Suramérica está generando inquietud en Estados Unidos

El proyecto está siendo desarrollado en la costa del Pacífico en Perú; además, se localizará a 50 millas de Lima y costará US3.500 millones

Hacienda 14/06/2024 Bogotá ocupa el tercer lugar en el ranking regional de ecosistemas para startups 2024

Cuatro ciudades brasileñas obtuvieron escaños en el top regional

Rusia 13/06/2024 Rusia dice que Occidente no escucha sus mensajes, en referencia a buques de guerra

Una fragata de la armada rusa y un submarino de propulsión nuclear llegaron al puerto de La Habana el miércoles, una escala que Estados Unidos y Cuba dijeron que no representaba ninguna amenaza