RIPE:

SE llevará a cabo una reunión virtual donde se podrá determinar la medida de fuerza que contempla el cese de la comercialización

El Cronista

La relación entre el agro y el Gobierno no es buena, y podría empeorar todavía más si progresa una medida de fuerza que analizan por estas horas los productores.

El campo podría definir este lunes un paro con cese de comercialización y control de cargas, luego de que el Gobierno pusiera un freno a las exportaciones de maíz.

Según pudo saber El Cronista, luego de esa determinación -que los hombres del campo definen como "inconsulta"- comenzó a tomar más fuerza la posibilidad de que se tome esa medida de fuerza. Si bien la imposibilidad de exportar maíz fue una decisión muy mal vista por el agro, lo cierto es que esta reacción no hizo más que ahondar el malestar del sector con el Gobierno, a raíz de otras situaciones que se dieron el año pasado.

En este sentido, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, sustuvo que "estalló la bronca contenida que venía de varias otras medidas. La gente pide inmediatas medidas de protesta. Esto no va a pasar desapercibido. Es un atropello al trabajo del productor, una medida totalmente inconsulta".

Si el paro finalmente se concreta dependerá de lo que se analice en la videoconferencia que mantendrán este lunes los integrantes de la Mesa de Enlace, de la que forman parte también la Sociedad Rural Argentina (SRA), los cooperativistas de Coninagro y la Federación Agraria Argentina (FAA).

Más allá de estas últimas medidas concretas, el temor del campo también pasa por la posibilidad de que el Gobierno determine limitaciones a otro tipo de productos, una situación no anunciada oficialmente, pero que sí inquieta a los productores.

En caso de que se decida por una medida de fuerza, también habría que determinar para cuándo sería, aunque muchos de los productores insisten para que sea implementada en un plazo lo más corto posible.