miércoles, 5 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Sanchez Pedraza - msanchez@larepublica.com.co

No hay que bajar mucho en la lista de las personas más poderosas del mundo de la revista Forbes para encontrar al primer latino.

El hombre más rico del mundo, Carlos Slim, lidera desde el puesto 11 el ranking de las personalidades con más poder de la región, seguido de Dilma Rousseff, Hugo Chávez, Sebastián Piñera y el recién posesionado Enrique Peña Nieto.

“Hay 7.100 millones de personas en el mundo. Estas son las 71 más importantes”. Así empieza el artículo de la revista norteamericana donde muestra a las personas más influyentes del globo.

Por segundo año consecutivo, el presidente Barack Obama se hizo con la primera posición gracias a su victoria en las recientes elecciones. La canciller alemana, Angela Merkel, por su parte, se convirtió en la segunda persona más poderosa después de estar en la cuarta posición en 2011, pues ha mostrado todo su poder en el recrudecimiento de la crisis europea en este año. La alemana le ganó la posición al presidente ruso Vladimir Putin, quien quedó en tercer lugar.

El primer latino en aparecer en la lista anual es Carlos Slim . La publicación menciona que el magnate mexicano no se limita a la inversión en el sector de las telecomunicaciones, sino que ya cuenta también con participaciones en áreas tan diversas como la minería, los bienes raíces, el diario The New York Times y hasta varios equipos de fútbol en México y el Real Oviedo en España.

El siguiente personaje latinoamericano es la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en el puesto 18, pues dirige la sexta mayor economía del mundo y, según la publicación, ha puesto tal “énfasis en el fomento de los emprendedores que ha inspirado a una nueva generación de empresas”.

Treinta puestos más abajo se encuentra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, gracias a su reelección en octubre pasado. Para Andrés Molano, experto en relaciones internacionales de la Universidad del Rosario, “Chávez cultivó la imagen de líder contestatario durante sus primeros periodos. Su relación con el régimen sirio, sumado a la influencia de la diplomacia del petróleo, han hecho que el mandatario tenga peso a nivel internacional”.

Mientras tanto, en el número 49 se encuentra el jefe de Estado chileno, el multimillonario Sebastián Piñera, quien amasó su fortuna a través del gigante de las tarjetas de crédito Bancard.

Molano indicó que la participación de Piñera en el ranking no se debe a su liderazgo político, sino a su influencia económica, “pues Chile solo tiene relevancia internacional por la participación en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), pero más allá no hay otro escenario”.

Los otros dos latinoamericanos en hacerse con un puesto de esta prestigiosa lista de Forbes, son dos mexicanos: el recién posesionado presidente Enrique Peña Nieto (54), y uno ya habitual del ranking, el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán (63).

Formas de medir el poder
Para medir el poder de una persona la revista examina cuatro aspectos. Primero, cuantifica la cantidad de personas sobre la que se tienen poder. Por eso el Papa Benedicto XVI está en la quinta posición pues la sexta parte de la población mundial es católica. El puesto 17, Michael Duke, presidente de Wal-Mart, porque tiene 2 millones de empleados.

En segundo lugar, Forbes mide los recursos financieros que controla cada persona, es decir, el PIB de un país o los activos de las compañías. De ahí que el hombre más rico del mundo esté en la posición 11. En tercer lugar se mide en cuántas esferas tiene poder el candidato, por ejemplo, el rey de Arabia Saudita tiene tanto dinero como poder político, al igual que el alcalde de Nueva York, el millonario y magnate de medios, Michael Bloomberg.

Por último, la lista evalúa que tan activos son los personajes utilizando su poder. De ahí que Vladimir Putin, por su mano dura, esté en el puesto 3.

El más joven de la lista sigue siendo el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, con 29 años. Sin embargo, cayó del puesto 9 que obtuvo en 2011 al 25, tras el fracaso de la salida a la bolsa.

Sergey Brin y Larry Page, cofundador y CEO de Google respectivamente, aparecen en el puesto 20; mientras que Tim Cook, CEO de Apple, llegó al puesto 35 desde el 58 que obtuvo el año pasado, gracias a que la compañía de la manzana se convirtió en la más valiosa del mundo.

Entre los nuevos personajes del ranking está Reid Hoffman, cofundador de la red social para profesionales LinkedIn (71) y Elon Musk, cofundador de PayPal y Tesla Motors (66), quien es denominado por la revista como ‘el hombre más poderoso del espacio’ gracias a que la Nasa utilizará su vehículo SpaceX para transportar carga hacia la Estación Espacial Internacional.

Los hombres encargados de la economía en Estados Unidos y Europa también están en la lista, Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal y Mario Draghi, del Banco Central Europeo se encuentran en el top 10.

Solo seis mujeres están en el ranking
Además de la canciller alemana y la presidenta de Brasil, en la lista de Forbes solo aparecen cuatro mujeres más. Se trata de la presidenta del Partido del Congreso de la India, Sonia Gandhi (12), quien tiene las riendas del segundo país más poblado del mundo y la décima economía más grande; la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde (38), la primera mujer en el cargo y quien se ha enfocado en la lucha contra la crisis en Europa; la directora de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan (58), la única persona que puede declarar una pandemia a nivel global, y la secretaria de Salud de Estados Unidos, Kathleen Sebelius (68).

Las opiniones

Mauricio Jaramillo
Prof. de Relaciones Internacionales la universidad del Rosario

“América Latina tradicionalmente ha sido un continente periférico, por eso es bueno que se resalte el liderazgo de los mandatarios regionales”.

Andrés Molano
Experto en Relaciones Internacionales

“Dilma Rousseff no solo heredó el espacio que dejó Luiz Inácio Lula Da Silva, sino que ha continuado una serie de políticas para impulsar a Brasil a nivel internacional”.