.
GLOBOECONOMÍA Sin plan económico los mercados venezolanos empiezan a deteriorarse
martes, 14 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Mundo - Caracas

Demanda de bonos de deuda venezolana baja en las plazas internacionales ante el retraso de un programa económico

El retraso de medidas estructurales o del anuncio de un plan económico que atienda las cuentas actuales de Venezuela, quebrantan la percepción que hay del país en los mercados internacionales, alejando el interés de inversionistas por los bonos criollos de deuda, y elevando así el indicador de Riesgo País que pasó de 800 puntos en julio de 2013 a oscilar actualmente entre 1.130 puntos a incluso 1.200 puntos.

Y es que hasta ahora no hay disposiciones oficiales que restrinjan el aumento del gasto público, o que garanticen una mayor eficiencia en el mercado cambiario, dos aspectos relevantes para los inversionistas extranjeros, pues son vías primordiales para fortalecer la capacidad de pago del Estado, explica Carlos Jaramillo, analista financiero, y profesor del Iesa.

“Venezuela tiene que dar señales de que atenderá sus conflictos macroeconómicos, que ordenará sus cuentas”, indicó el experto.

“Los inversionistas ven siempre como positivo cuando se dan reducciones del déficit fiscal, a través de aumentos en el ingreso del Estado. También el ahorro en divisas es visto con buenos ojos”, agregó Jaramillo.

Para el académico, el Gobierno comenzó a efectuar un racionamiento de las divisas desde el 2013; sin embargo, el diferencial cambiario entre la tasa de cambio oficial en Cadivi y Sicad, y el mercado no oficial, dificulta que disminuya la demanda por las divisas, pues esta política aislada, sin una reducción del gasto público, no genera resultados en los balances del país.

Aunado a que esta redistribución de divisas hecha por el Ejecutivo ha traído como consecuencias altos índices de escasez.

Y esta situación, señaló Alejandro Grisanti , co-director para Latinoamérica de Barclays Capital, trae incertidumbre tanto en los mercados financieros internacionales, como en el sector privado nacional.

“Es claro que Venezuela tiene un deterioro macroeconómico, reflejado en alta inflación, mayor índice de escasez, un déficit en sus cuentas por mayor monetización del gasto fiscal a través del BCV, entre otras causas-” señaló el directivo.

“Y al sumarle a estos indicadores, la caída en las reservas internacionales, se une lo que en los mercados llaman los ‘fundamentales’, que son los indicadores que marcan el deterioro en la capacidad de pago de un país”, agrega Grisanti.

Con margen de maniobra

A pesar de este escenario, Carlos Jaramillo señala que Venezuela continúa manteniendo ingresos continuos en divisas, por la exportación de petróleo, lo que también es tomado en cuenta por los inversionistas extranjeros.

Y si bien la demanda por los bonos de deuda venezolana viene bajando desde el último trimestre del año pasado, hay un entorno internacional que seguirá estimulando el interés de los compradores de títulos hacía la deuda venezolana, pues la deuda criolla es la que sigue generando los rendimientos más altos.

“Sigue siendo parte del cóctel de los inversionistas, es decir, de sus portafolios, mantener bonos riesgosos, y entre esos buscan a los papeles venezolanos”, indicó el profesor.

Sin embargo, indica que si el anuncio del plan económico para este año del Ejecutivo sigue ausente, será muy difícil reactivar la confianza por Venezuela en las plazas internacionales, más allá de ser un país petrolero.

“Es imposible que no exista incertidumbre cuando no se conoce un programa económico, y no hay anuncios oficiales sobre asuntos como el cupo electrónica de divisas o el cronograma de subastas en Sicad. Esta realidad le indica a los inversionistas afuera que en Venezuela todavía no hay un plan”, agregó Jaramillo.

Las medidas a tomar deberían ser lo más pronto posible, no sólo por las variables internas negativas, como el déficit fiscal, la inflación o la escasez, sino además para que así el Riesgo País disminuya y beneficie la política de endeudamiento para este 2014.

En efecto, las autoridades económicas indicaron el año pasado que posiblemente en este ejercicio, la República y Pdvsa serían más agresivos en cuanto a emisiones de deuda. Y, de hecho, estos anuncios también influyeron en la disminución de la demanda y la caída reciente de los precios de los títulos criollos.

“ Si bien en el mercado siempre habrá quién esté dispuesto a financiar a Venezuela, el precio que exijan dependerá de la percepción de riesgo que tenga en ese momento sobre su capacidad de pago”, señala Jaramillo.

En julio de 2013, después que las autoridades económicas anunciaron la próxima apertura de un tercer mercado alternativo y la flexibilización cambiaria, los inversionistas percibieron esta medida como una posibilidad de fortalecimiento de las cuentas venezolanas, debido sobre todo a la entrada de inversión en dólares que implicaría este posible nuevo esquema.

Y en ese momento el Riesgo País se mantuvo por debajo de los 1.000 puntos, pues la alta demanda sobre los títulos criollos subió los precios, y así el rendimiento de los papeles. Fue un buen momento para las emisiones, aunque no se hicieron.

Pero estos anuncios se diluyeron entre prórrogas y promesas para después de las municipales, que aún después de los comicios siguen sin concretarse. La demora también se reflejó en el indicador de riesgo, que se elevó más de cuatrocientos puntos.

Y esto ocurre, explica Alejandro Grisanti, porque tanto los inversionistas afuera, como los empresarios en el país, perciben que es necesario un mercado alternativo en donde se pueda acudir constante y rápidamente a vender divisas, pero también a comprar los dólares necesarios para invertir en líneas de producción.

“La falta de un esquema alternativo trae como consecuencia que industrias se paralicen por no conseguir un sólo repuesto. La flebilización anunciada hace ocho meses no llegó nunca, incluso con una Ley Habilitante”, dijo el co-director de Barclays Capital.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 21/07/2021 Vtex empezó a cotizar sus acciones ordinarias de Clase A en la Bolsa de Nueva York

La empresa había anunciado el lanzamiento de su propuesta de OPI de 19 millones de acciones ordinarias de Clase A la semana pasada

Transporte 22/07/2021 American Airlines y Southwest logran ganancias en junio incluso sin ayudas federales

Las aerolíneas, que han recibido un total de US$54.000 millones en ayudas por el covid-19, están pasando la página de la crisis

Energía 20/07/2021 BHP Group podría estar considerando retirarse del sector gasífero y del petróleo

La minera más grande del mundo está revisando su negocio de petróleo y considerando opciones que incluyen una venta comercial

MÁS GLOBOECONOMÍA