La aplicación de mensajería Signal ha experimentado un crecimiento "sin precedentes" tras un polémico cambio en los términos de WhatsApp

Reuters

La aplicación de mensajería Signal ha experimentado un crecimiento "sin precedentes" tras un polémico cambio en los términos de privacidad de su rival WhatsApp, y está buscando más personal para reforzar el servicio y la infraestructura, dijo el miércoles el jefe de la fundación que la controla.

Junto a Telegram, otra aplicación cifrada de mensajería, Signal ha sido la principal beneficiaria de la indignación por los cambios anunciados la semana pasada, que requieren que los usuarios de WhatsApp compartan sus datos tanto con Facebook como con Instagram.

Telegram dijo el miércoles que había superado los 500 millones de usuarios activos en todo el mundo.

Brian Acton, uno de los fundadores de WhatsApp antes de que se vendiera a Facebook y que luego creó Signal Foundation, no quiso entregar datos equivalentes sobre Signal, pero dijo que la expansión en los últimos días había sido "vertical".

"Hemos visto un crecimiento sin precedentes esta última semana", dijo Acton en un correo electrónico a Reuters. "Es seguro decir que debido a este crecimiento récord, estamos aún más interesados en encontrar gente con talento".

También dijo que Signal estaba trabajando para mejorar sus funciones de video y chat en grupo, permitiéndole competir mejor con WhatsApp, Microsoft Teams y otras aplicaciones de conferencias que se han vuelto vitales para la vida diaria durante el año pasado.

Signal fue descargada por 17,8 millones de usuarios en los últimos siete días, un aumento de 62 veces respecto de la semana anterior, según datos de Sensor Tower. WhatsApp fue descargado por 10,6 millones de usuarios durante el mismo período, un 17% menos.

Los defensores de la privacidad han criticado los cambios de WhatsApp por lo que consideran pobres antecedentes de Facebook en cuanto a defensa de los consumidores cuando manejan sus datos. Muchos han sugerido que los usuarios migren a otras plataformas.

Signal Foundation, sin ánimo de lucro y que tiene su sede en Silicon Valley, actualmente supervisa la aplicación que se lanzó en febrero de 2018 con una financiación inicial de 50 millones de dólares por parte de Acton.

Desde entonces ha existido en base a donaciones, con el presidente ejecutivo de Tesla Inc, Elon Musk, entre sus partidarios. Acton dijo que no había planes para buscar diferentes fuentes de financiación.

"Millones de personas valoran la privacidad lo suficiente como para sostenerla y estamos tratando de demostrar que existe una alternativa a los modelos comerciales basados en la publicidad que explotan la privacidad del usuario", dijo Acton, añadiendo que las donaciones estaban "lloviendo a raudales".