El gobierno del presidente Donald Trump quiere un gasto adicional masivo para ayudar a amortiguar el impacto del virus

Reuters

El Senado de Estados Unidos analizará el martes un plan de gasto multimillonario de emergencia aprobado por la Cámara de Representantes para ofrecer algo de alivio económico por el brote de coronavirus, en medio de presiones del gobierno para que se aumente los montos.

La Cámara aprobó durante el fin de semana un plan que contempla el pago de licencias médicas a algunos trabajadores y la ampliación de la compensación por desempleo, entre otras medidas, incluyendo casi 1.000 millones de dólares en dinero adicional para ayudar a alimentar a niños, personas mayores recluidas en sus casas y otros.

El gobierno del presidente Donald Trump quiere un gasto adicional masivo para ayudar a amortiguar el impacto del rápido avance del coronavirus, que ha hundido los mercados financieros y está provocando graves disrupciones en la economía estadounidense.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, planea reunirse más tarde en el Capitolio con los republicanos del Senado para discutir el paquete de estímulo de US$850.000 millones que busca el gobierno, reportó The Washington Post, citando cuatro fuentes conocedoras del plan.

El paquete busca utilizar impuestos sobre la renta u otros mecanismos para inundar la economía con efectivo, e incluiría además ayuda para la aerolíneas, según el Post.

El senador republicano Tom Cotton dijo en una entrevista radial que los legisladores podrían aprobar las medidas de la Cámara tal y como están y, después, otro plan que incluya las acciones de estímulo económico preferidas por el gobierno.