La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La oleada de resultados de la banca que incluye la agenda del día comparte un signo claramente bajista, que se traduce en caídas medias próximas al 2% en el índice sectorial Stoxx 600 Europe Banks, sólo superadas hoy por los descensos que registra el sector más vinculado con las materias primas.

Al frente de las caídas destacan referentes de la banca europea como Santander, Barclays y Deutsche Bank, todos ellos penalizados en Bolsa después de presentar unos resultados marcados por el entorno de 'tipos cero'.

El revés bursátil a Deutsche Bank supera por momentos el 6% en la Bolsa de Fráncfort. Las exigencias de capital llevarán a la entidad alemana a suprimir su dividendo durante dos años, en los ejercicios de 2015 y 2016. El anuncio se produce después de registrar unas pérdidas de US$6.620 millones en el tercer trimestre del año y de adelantar la supresión de 9.000 puestos de trabajo.

Las acciones de Barclays responden también a sus cuentas con caídas en la Bolsa de Londres superiores por momentos al 5%. El banco británico logró un beneficio antes de impuestos en el tercer trimestre del año de US$2.188 millones, por debajo de los US$2.525 millones que esperaban los analistas. La entidad británica ha avanzado además que destinará US$1.530 millones para reforzar su negocio doméstico en Reino Unido.

El castigo bursátil a los bancos alcanza igualmente a los mercados nórdicos. De acuerdo con los datos de Reuters, además, Danske Bank se convierte en el quinto banco nórdico en anunciar unos resultados inferiores a lo esperado, tras los casos de Nordea, SEB, Handelsbanken y DNB.

En el caso de la entidad danesa, presionada por los tipos de interés negativos vigentes en su mercado local, el beneficio antes de impuestos se limitó a US$700 millones, claramente por debajo de los US$770 millones que habían anticipado los analistas. Las acciones de Danske Bank superan el 5% de caída en Bolsa.