lunes, 17 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Sanchez Pedraza - msanchez@larepublica.com.co

Las posiciones de republicanos y demócratas comienzan a acercarse para llegar a un acuerdo y evitar el ‘abismo fiscal’ en Estados Unidos.

Los primeros han comenzado a ceder a las demandas del Gobierno y, según los expertos, terminarán adoptando las políticas planteadas por el presidente Barack Obama, por lo menos en lo que tiene que ver con los impuestos a los más ricos.

El republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, abrió la puerta para llegar a un consenso sobre los impuestos a los que más ganan; tema que más divide a los los partidos. La propuesta es que el alza en la tributación sea para quienes reciban más de US$1 millón al año. Su posición anterior era que las reducciones se mantuvieran para todos los estratos, mientras que el Ejecutivo pedía que fuera para quienes ganaran más de US$250.000 anuales.

“La ventaja en la mesa de negociación la tienen los demócratas. Los republicanos perdieron demasiado poder después de las elecciones, el cual sí tenían en noviembre de 2011. El mercado ha partido del supuesto de que el acuerdo se va ha lograr y que los republicanos son los que van a ceder y muestra de eso es lo dicho por Boehner en ese sentido”, dijo Felipe Campos, gerente de investigaciones de Alianza Valores.

A su turno, Juan Camilo Santana, analista de Profesionales de Bolsa, señaló que definitivamente sí habrá un acuerdo, “es un punto favor la propuesta republicana y el mercado está reconociendo que hay avances, con moderados aumentos en la bolsa”.

Los republicanos de la Cámara han sido presionados por sus compañeros de Senado para que por ahora cedan y en 2013 pidan más recortes a cambio de aumentar el límite de endeudamiento.

Campos agregó que lo que no se sabe es cuándo se llegará a un acuerdo.“La gran duda es el cuando, si es en diciembre o en enero. Igual los recortes automáticos se pueden suspender o los acuerdos a los que se llegue en el primer mes del año son retroactivos. Sin embargo, para el corto plazo, para el inversionista, sí es un hecho que si no se logra un acuerdo antes del viernes los mercados van a terminar el año y comenzar el próximo en una caída que puede ser del 5% o 6% en las bolsas”.

De acuerdo con fuentes cercanas a la negociación, recogidas por la agencia Reuters, Boehner estaría condicionando el aumento de impuestos a que el Gobierno acepte profundos recortes al gasto, en temas como las pensiones y los programas de salud, tales como el Medicare. Obama ha intentado no tocar estas asistencias y en su propuesta se contemplaban recortes de US$350.000 millones en el gasto del gobierno, en comparación con los US$600.000 millones que proponía el partido republicano.

Para el analista Diego Andrés Guevara, esta es una decisión netamente política y ya deben haber acuerdos en “la letra menuda” para que los republicanos haya cedido sobre los impuestos. “Lo que debe ser es una negociación de yo te doy esto o cedo en esto para lograr el objetivo”, señaló.

Otro de los puntos en los que empezaron a ceder los republicanos es en la proyección de ingresos fiscale, pues la ampliaron a US$1 billón, en comparación con los US$1,4 billones que pretende Obama con el plan de reducción del déficit a 10 años.

Reunión entre Obama y Boehner acerca el acuerdo
El presidente Barack Obama y el republicano John Boehner se reunieron ayer por cerca de 45 minutos en la Casa Blanca, en el marco de las negociaciones para evitar el ‘abismo fiscal’.

La reunión envía una clara señal de que se acerca un pronto acuerdo entre las partes. Sin embargo, según los expertos, que los dirigentes lleguen a un acuerdo no garantiza una probación del presupuesto antes de finalizar el año. La opción que quedaría es que acuerden extender el plazo para tomar la determinación en estas semanas.

Las opiniones

Felipe Campos
Gerente de investigaciones de Alianza Valores

“Si no hay acuerdo sería un suicidio político tanto para los republicanos como para los demócratas. Nadie podría aceptar que se llegue a entrar en una recesión debido a que no hubo consensos”.

Diego Andrés Guevara
Analista económico

“Esta es una decisión que aunque la hacen ver como económica es netamente política. En este momento deben estar haciendo cabildeo y lobby para poder llegar a un acuerdo antes de finalizar el año”.

Michael Steel
Portavoz de John Boehner

“Las líneas de comunicación siguen abiertas con el Gobierno, pero todavía no hay acuerdo para evitar el abismo fiscal antes de finalizar este año, ni se espera uno inminente por el momento”.