Durante la tercera semana de protestas contra la polémica reelección en primera vuelta de Morales, ha dejado tres muertos y cerca de 200 heridos

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Durante este viernes varias unidades de policías de tres ciudades de Bolivia se amotinaron este viernes en contra del presidente Evo Morales, mientras que la oposición exige en las calles su renuncia tras su cuestionada reelección.

En la tercera semana de protestas contra la polémica reelección en primera vuelta de Morales, que han dejado tres muertos y unos 200 heridos, La Paz permanece con el transporte público restringido por bloqueos viales, oficinas estatales asediadas por opositores y el comercio a media máquina.

La oposición exige su dimisión, la anulación de los comicios y nuevas elecciones sin él como candidato, mientras que el presidente afirma que los comicios fueron limpios y exige respetar sus resultados.