El índice de precios de los vegetales también bajó, un descenso intermensual de 1,6%

Reuters

Los precios mundiales de los alimentos cayeron levemente en junio ante un descenso en los costos de los productos lácteos, y tras una racha de alzas de cinco meses consecutivos, dijo el jueves la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La FAO mantuvo su pronóstico para la producción mundial de cereales en 2019 sin cambios respecto a su previsión anterior, pero anticipó un incremento de 1,2% frente a 2018, por expectativas de un mayor volumen de trigo.

El índice de precios de la FAO, que mide las variaciones mensuales para una canasta de cereales, oleaginosas, productos lácteos, carnes y azúcar, promedió 173,0 puntos en junio. La organización revisó su cifra de mayo a 173,5 puntos desde las 172,4 unidades informadas originalmente.

El índice de precios lácteos de la FAO se hundió un 11,9% respecto del valor de mayo pero aún acumula un incremento de 9,4% desde comienzos de año. El declive de junio se explicaría por mayores oportunidades de exportación y una débil demanda por importaciones.

El índice de precios de los vegetales también bajó, un descenso intermensual de 1,6% a mínimos desde diciembre. Los costos fueron afectados mayormente por la baja en aceite de palma y en el aceite de soja.

En contraste, el índice de precios de cereales ganó un 6,7% desde mayo y acumula un avance de 3,8% en el año. El índice de precios de carne subió un 1,5% en el mes y el del azúcar sumó un 4,2%.

En su tercer pronóstico para 2019, la FAO predijo que la producción mundial de cereales ascendería a 2.685 millones de toneladas, sin cambios desde el reporte de junio. La cifra representa un avance de 1,2% respecto a los volúmenes de 2018.