RIPE:

Recientemente hubo ventas masivas en títulos muy populares y apetecidos como Apple, Microsoft, Amazon y Google, entre otras

Cronista - Buenos Aires

El delirio especulativo en torno a los derivados sobre acciones tecnológicas de Estados Unidos se propaga a los mercados financieros, lo que indica que habrá mayores oscilaciones en los próximos meses después de una recuperación récord.

Las expectativas de volatilidad futura en el Nasdaq 100, un índice de referencia dominado por Apple y un puñado de otros gigantes de la tecnología, esta semana se dispararon a su nivel más alto en 16 años en relación con el resto del mercado. Eso se produjo antes de que la fuerte venta masiva en el mercado ayer afectara a las acciones de Apple, Microsoft, Amazon y Google, entre otras.

El índice de Cboe Nasdaq 100 Volatility, que mide la turbulencia esperada, subió por encima de 37 el miércoles, 10 puntos más que el indicador equivalente del índice S&P 500. La diferencia entre ambos no es tan amplia desde mayo de 2004, época en la que mercados todavía enfrentaban las secuelas que había dejado el estallido de las puntocom.

Las perspectivas para las acciones tecnológicas se convirtieron en una de las características más discutidas del rebote que ha registrado el mercado desde marzo. En el mercado de opciones, los inversores alcistas vienen apostando a que las acciones más populares como Apple y Tesla seguirán
subiendo de manera llamativa.

Al mismo tiempo, muchos operadores bursátiles temen que esta fuerte alza pueda causar problemas. Si bien ambos índices se encuentran en sus máximos históricos, el Nasdaq 100 ha subido 42% este año, comparado con el alza de 11% del S&P 500.