La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Diario Financiero - Santiago

La petrolera brasileña OGX, propiedad del ex multimillonario Eike Batista, anunció anoche que no logró un acuerdo con los tenedores de bonos para reestructurar su deuda de US$3.600 millones.

Según señalan fuentes al interior de la empresa, el desacuerdo tendría relación con el tamaño de la inyección de capital y la posible salida de Batista de la compañía.

De esta forma y a dos días de concluir el periodo de gracia para el pago de los bonos, a la petrolera solo le queda la opción de acogerse a la protección por quiebra. Ha trascendido que algunos funcionarios de la compañía ya están preparando los documentos para la presentación.

De solicitarse la protección, sería la mayor solicitud a protección de bancarrota corporativa en América Latina, según datos de Thomson Reuters.

Cabe destacar que OGX, que ha estado negociando por meses con los tenedores de bonos, está avaluada en US$ 2.500 millones y tiene más de US$5.000 millones en deudas.