.
HACIENDA

El peso argentino vuelve a hundirse y rompe la barrera de $40 por dólar

jueves, 13 de septiembre de 2018

Se debe a rumores sobre "dolarización"

Diario Financiero - Santiago

Pese a los esfuerzos del gobierno argentino por aplacar los temores del mercado adelantando un acuerdo de rescate con el FMI, la moneda local no deja de caer. El peso se depreció este jueves por cuarta jornada consecutiva, y volvió a superar la barrera de las 40 unidades por dólar.

En el mercado mayorista el billete se depreció a 39,55 por dólar, pero el promedio entre bancos que realiza el Banco Central (BCRA) colocó el precio en 40,22. En las pantallas del Banco Nación (BNA), la divisa cerro en 40,10.

Fuentes de la plaza financiera señalaron al medio local El Cronista, que la caída se explica por los rumores sobre una posible dolarización de la economía. Eso "generó algún movimiento especulativo". "Cuando hay incertidumbre, la gente compra cualquier cosa", explicó Gustavo Quintana, de PR Cambios.

La caída del peso se produjo a pesar de un ambiente más favorable para las monedas emergentes, con el dólar retrocediendo en todo el mundo ante las señales de acercamiento entre China y EEUU, que mantienen una intensa disputa comercial. A eso se sumó un relajamiento de las tensiones en Turquía, donde el banco central subió la tasas a 24% para contener el derrumbe de la lira.

En el mercado trasandino, incluso, la autoridad monetaria salió a intervenir diez minutos antes del cierre de las operaciones, pero con un monto acotado de solo US$ 15 millones, ya que su intención no habría sido frenar al dólar sino ponerle un piso a la caída del peso, ya que realizó sus compras a 39,75.

Desmentido oficial

Las autoridades, sin embargo, se apresuraron a negar las versiones. El Ministerio de Economía desmintió "totalmente" que el gobierno esté en negociaciones con Estados Unidos para avanzar en una nueva convertibilidad peso-dólar.

"Desmentimos totalmente. Será una opinión de Larry Kudlow, no es lo que está negociando la Argentina con el FMI", aseguraron los voceros de Hacienda a El Cronista.

Voceros del Banco Central (BCRA) se expresaron en la misma línea y prefirieron poner el foco en las negociaciones con el Fondo: "No es lo que está negociando Argentina con el FMI".

Kudlow, analista económico, periodista y asesor del presidente Donald Trump, deslizó la posibilidad de una nueva convertibilidad peso-dólar y afirmó que el gobierno argentino está trabajando activamente en ese sentido.

Recuerdos de un colapso

En 1992, el gobierno de Carlos Menen estableció una relación uno a uno entre el peso y el dólar para tratar de devolver la estabilidad a la economía tras la crisis de hiperinflación que comenzó en la administración anterior, de Raúl Alfonsín.

Aunque el modelo cumplió su objetivo durante algún tiempo, los problemas de la economía debilitaron la confianza en la moneda local, y la relación uno a uno no resistió la prueba, lo que desató un enorme mercado negro para el dólar.

Después de declararse en default a fines de 2001, la convertibilidad finalmente colapsó en enero de 2002. Con ello, las deudas de los hogares y las empresas argentinas en moneda extranjera se triplicaron y sus ingresos en la moneda local cayeron a un tercio, profundizando la crisis.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Legislación 13/06/2024 Las cifras de desplazados forzosos en el mundo equivalen a la población de México

Colombia registró 6,9 millones de desplazados internos, cifra tan solo superada por Sudán y Siria con 9,1 millones y 7,2 millones, respectivamente

Jerusalén 15/06/2024 No paran los combates en Rafah; ocho soldados israelíes murieron en Franja de Gaza

Este sábado seguían los combates en la zona; en medio de la incursión y el ataque a un vehículo blindado también fallecieron 19 palestinos

Rusia 13/06/2024 Rusia dice que Occidente no escucha sus mensajes, en referencia a buques de guerra

Una fragata de la armada rusa y un submarino de propulsión nuclear llegaron al puerto de La Habana el miércoles, una escala que Estados Unidos y Cuba dijeron que no representaba ninguna amenaza