.
LABORAL

Pedidos continuos de subsidios por desempleo en EE.UU. tocan mínimo desde 1973

jueves, 1 de noviembre de 2018

Las solicitudes se redujeron a 202.000 durante la semana al 15 de septiembre

Reuters

El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó la semana pasada y la cifra de quienes ya están recibiendo el beneficio fue el más bajo en más de 45 años, en la medida que mejoran las condiciones en el mercado laboral.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo declinaron en 2.000, a una cifra desestacionalizada de 214.000, en la semana que terminó el 27 de octubre, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Economistas consultados en un sondeo de Reuters calculaban que las solicitudes cayeran a 213.000.

La cifra de la semana previa se revisó para mostrar 1.000 pedidos más de los que se habían reportado inicialmente. Las solicitudes se redujeron a 202.000 durante la semana al 15 de septiembre, la cifra más baja desde noviembre de 1969.

El informe mostró además que el número de personas que siguen recibiendo los subsidios tras una semana inicial de ayuda disminuyó en 7.000, a 1,63 millones, en la semana que terminó el 20 de octubre, el nivel más bajo desde julio de 1973.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

EE.UU. 18/07/2024 Ganancias de Blackstone no alcanzan las estimaciones y preocupan salidas al mercado

En el pasado trimestre, la empresa inmobiliaria Blackstone Inc. registró una gran reducción de dinero por parte de sus inversores preocupando así a sus dirigentes

Salud 19/07/2024 Hospitales en Nueva York, Londres y París sufren cortes técnicos por fallo tecnológico

Los médicos generalistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido tuvieron problemas para acceder a escáneres, análisis de sangre e historiales de pacientes

Estados Unidos 17/07/2024 La última medida de Elon Musk marca una transformación política radical de derecha

Y el martes, las tendencias políticas de Musk se extendieron a dos de sus empresas más destacadas, con el anuncio de que planea trasladar X y SpaceX de California a Texas.