RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Reino Unido emitió instrucciones para la separación operativa de las unidades de auditoría de PwC, Deloitte, KPMG y EY

Diario Financiero - Santiago

Las cuatro grandes firmas contables tienen hasta 2024 para separar sus prácticas de auditoría en Reino Unido, después de una resolución del regulador contable que marca la mayor reforma para la industria en décadas.

El Consejo de Información Financiera (FRC, sigla en inglés) de Reino Unido emitió instrucciones para la separación operativa de las unidades de auditoría de PwC, Deloitte, KPMG y EY. Las empresas deben presentar sus planes para implementar los 22 principios a fines de octubre e comenzar a aplicar las medidas para junio de 2024.

Esta es la primera revisión estructural de la forma en que operan estos grupos desde una serie de cambios provocados por el colapso del subcontratista británico Carillion en 2018. Otras quiebras corporativas de alto perfil como en BHS, Thomas Cook y, más recientemente, Wirecard, han aumentado la presión sobre los auditores.

Los nuevos principios del FRC requieren que las firmas paguen a los auditores de acuerdo con las ganancias de sus auditorías, aislando las finanzas de la división de auditoría con una cuenta de pérdidas y ganancias separada, e introduzcan una junta de auditoría independiente para supervisar la práctica.

Jon Thompson, director ejecutivo del FRC, dijo que los cambios representan "un importante paso en la reforma del sector de auditoría".

Alrededor de una quinta parte de los ingresos de las Cuatro Grandes provienen de sus prácticas de auditoría, que en los últimos años se han visto eclipsados ​​por la rápida expansión de sus divisiones de asesoría.

Los requisitos están diseñados para mejorar la calidad de la auditoría y la "capacidad de recuperación del mercado de auditoría" al garantizar que "no exista ningún subsidio cruzado estructural importante entre la práctica de auditoría y el resto de la empresa", según el FRC.

"Al perseguir estos objetivos, buscaremos garantizar que la auditoría siga siendo una profesión atractiva y respetable y aumentar la merecida confianza en la auditoría", dijo.

Pero el regulador no llegó a exigir que a los auditores se les pague con los recursos acumulados en un pozo separado de ganancias, generadas solo por las tarifas de auditoría. Los críticos de la industria habían recomendado este requisito para detener un conflicto de intereses real o percibido debido a que los auditores reciben los mismos beneficios que los consultores de una empresa.

El FRC dictaminó que los pagos de beneficios distribuidos a los socios auditores "no deberían exceder de manera persistente la contribución de la práctica de auditoría a los beneficios" y dijo que los auditores "deberían trabajar en beneficio de los accionistas de las entidades auditadas y de la sociedad en general" y "no eran responsables ante la administración ejecutiva de las entidades auditadas".

Futuros cambios al sector
Actualmente, el FRC cuenta con el cumplimiento voluntario de las empresas, pero se espera que el organismo sea reemplazado por un regulador legal más poderoso, llamado Autoridad de Auditoría, Reportes y Gobernancia, que tendría mayores poderes para exigir cambios en las Cuatro Grandes.

“Estos principios son los primeros que se hayan implementado en cualquier país y se han logrado sin la necesidad de legislación. Supervisaremos la aplicación de las ​​empresas de auditoría y actuaremos si creemos que las empresas no los siguen, ya sea en la letra o su espíritu", dijo el FRC.

Jon Holt, jefe de auditoría de KPMG, pronosticó que el anuncio del FRC será "solo el primer paso en el camino hacia el restablecimiento de la confianza en el sector corporativo de Reino Unido", y agregó que "KPMG apoya la separación operativa en Reino Unido".

Stephen Griggs, jefe de auditoría y aseguramiento de Deloitte, dijo que la firma acogió "con beneplácito esta claridad del FRC sobre los principios de separación operacional y continuará trabajando con él para desarrollar nuestros planes en los próximos meses. Seguimos comprometidos a desempeñar nuestro papel en lograr cambios que abarquen la calidad de la auditoría, mejoren las opciones y restauren la confianza".