.
BOLSAS Operadores de Wall Street se quejan de plan fiscal de Trump
miércoles, 20 de diciembre de 2017

Lo primero en su lista de preocupaciones: los nuevos límites a las deducciones

Bloomberg

Los operadores de Wall Street, que colectan cientos de miles de dólares al año o más, esperaban entusiasmados una reforma republicana del código tributario estadounidense. Ahora, muchos se juntan con los contadores y llegan a la conclusión de que las verdaderas ganancias irán a los multimillonarios y otros capitanes del sector. Los que están en las trincheras --los simplemente ricos-- se quejan.

Lo primero en su lista de preocupaciones: los nuevos límites a las deducciones para los intereses hipotecarios y los impuestos estatales y locales --relativamente altos en todo Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut-- les costarán anualmente miles de dólares en tanto se deprecia el valor de sus casas. Esto podría recortar los ingresos tributarios locales y erosionar la calidad de las escuelas y otras amenidades que los operadores prevén para sus familias.

Ahora que la Navidad se acerca y la actividad comercial baja, muchos en Wall Street están distraídos con el proyecto de ley fiscal, calculando cómo este puede ayudarlos o perjudicarlos, y buscan maneras de maximizar las ganancias y minimizar las pérdidas. La mayoría habla con la condición de mantener el anonimato. Muchos fueron lo bastante conscientes como para darse cuenta de que no concitarían simpatía.

Republicanos frustrados
Sorbiendo un Bloody Mary en un vuelo matutino a un destino más tropical, un operador dijo que dejará de ser afiliado republicano. En el camino, envió más de una docena de mensajes de texto destrozando el proyecto de ley.

Un par de administradores de fondos dijeron que dejarán de donar a los republicanos que apoyaron durante largo tiempo. Uno de ellos pasó, dijo, semanas reprendiendo a un político que se llevó su dinero, argumentando que el proyecto de ley se inclina demasiado a favor de las corporaciones antes que de los individuos, que deberían recibir más alivio.

“Mis clientes son profesionales jóvenes y trabajadores en Wall Street. No tengo muchas buenas noticias para darles”, dijo Douglas Boneparth, consultor financiero en el bajo Manhattan que brinda asesoramiento en todo el sector. La mayoría está empezando a hacerse a la idea. “No creo que la realidad económica sorprenda a nadie”.

No todos están furiosos
“Dolerá, eso es obvio”, dijo Mike Dean, agente en Nueva York en TP ICAP Plc que votó por Donald Trump en la elección presidencial del año pasado. Dean dijo que ganó aproximadamente entre US$250.000 y US$400.000 cada uno de los cinco últimos años, vive en Nueva York y tiene una segunda vivienda en Long Island. Considera el topetazo fiscal como “una inversión a regañadientes en el futuro de la economía”.

“En los próximos años, me irá mejor en mis ganancias gracias a la reducción impositiva corporativa”, dijo. “Pero a corto plazo tendré que pagar más”.

La mayor fuente de sufrimiento en el proyecto de ley tributaria son sus límites a las deducciones. Elimina la deducción por gastos no reembolsados de los empleados, por ejemplo, y limita a US$10.000 la deducción por impuestos locales y estatales. Los dueños de viviendas pueden no obstante deducir los intereses hipotecarios, pero el límite para los nuevos préstamos sería de US$750.000, en comparación con US$1 millón. El precio promedio de lista por una vivienda que no es a estrenar en Manhattan es casi US$1 millón.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Salud 26/07/2021 Farmacéutica BioNTech SE realizará ensayo de la siguiente vacuna contra la malaria

La biotecnología alemana tiene como objetivo comenzar los ensayos con pacientes de una vacuna contra la malaria el próximo año

Perú 30/07/2021 Bonos de Perú caen tras posesión de Castillo y el mercado evalúa riesgos constitucionales

Los bonos peruanos en dólares que vencen en un siglo tenían este jueves el segundo peor desempeño en el mundo, superados solo por Belice

Salud 26/07/2021 Moderna amplía prueba de vacunación infantil para obtener más datos de seguridad

Los plazos de los ensayos clínicos se reevalúan periódicamente en función de las discusiones y solicitudes de las agencias reguladoras

MÁS GLOBOECONOMÍA