miércoles, 16 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

El presidente Barack Obama respaldó rápidamente el miércoles un acuerdo del Senado dirigido a evitar un incumplimiento de deuda de Estados Unidos y a poner fin a una paralización del Gobierno y quiere que el Congreso lo apruebe con celeridad, dijo la Casa Blanca.

El portavoz Jay Carney, al informar a los periodistas sobre la reacción de Obama al acuerdo bipartidista del Senado que surgió en el Congreso, dijo que el acuerdo reabrirá el Gobierno y eliminará la amenaza de una cesación de pagos.

Estados Unidos está cerca del punto en el que el Departamento del Tesoro no puede pedir prestado más dinero para cumplir con sus obligaciones de deuda, por lo que el Congreso debe actuar con rapidez, añadió.