RIPE:

Un acuerdo comercial entre las partes podría salvar cientos de miles de empleos y paliar la crisis económica

Diario Gestión - Lima

En la víspera de una cumbre de la Unión Europea que el primer ministro británico Boris Johnson ha fijado como plazo para lograr un acuerdo comercial post-Brexit entre las partes, las conversaciones siguen estancadas debido a diferencias fundamentales sobre una gama de asuntos, desde la ayuda estatal hasta la pesca.

Por su parte, un organismo internacional de vigilancia económica exhortó al gobierno británico a llegar a un acuerdo con la UE en los próximos días y semanas.

Los países de la UE consideran el último día del mes el plazo definitivo para un acuerdo que debería obtener la aprobación legal y las ratificaciones parlamentarias antes del 1 de enero.

Un acuerdo comercial entre la UE y Reino Unido salvaría cientos de miles de empleos y no agudizaría la crisis económica más grave de las últimas décadas, provocada por la pandemia del coronavirus.

Con todo, a pesar de haber mantenido economías integradas hasta la salida británica de la UE el 31 de enero, las diferencias sobre cooperación siguen siendo enormes.

En el borrador de las conclusiones al que tuvo acceso The Associated Press, los 27 jefes de Estado o Gobierno observarán “con preocupación que el avance logrado en asuntos cruciales de interés para la Unión aún no basta para un acuerdo”.

Gran Bretaña también siente que el impulso generado hace dos semanas no ha dado resultados suficientes y está desconcertada porque la UE busca imponerle condiciones que considera extremadamente duras.

La UE dice que Gran Bretaña aspira a mantener todos los privilegios que le daban su membresía sin comprometerse a acatar las normas del bloque.

Johnson debería decidir en los próximos días si suspende las negociaciones, pero funcionarios de ambas partes dicen que podrían prolongarse durante algunas semanas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tendrá una videoconferencia con Johnson en las próximas horas para tratar de llevar las negociaciones hacia una posible franja estrecha de terreno común.

En su estudio más reciente de la economía británica, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE, con sede en París) dijo que un acuerdo comercial garantiza una estrecha relación para minimizar los costos del Brexit.

La OCDE, que supervisa y asesora a sus 37 países miembros, dijo que la economía británica probablemente finalizará el año con una contracción de 10.1% comparada con el momento en que se impuso la cuarentena nacional contra el coronavirus.

Advirtió que la economía se verá perjudicada aún más por un aumento del desempleo, que este año se mantuvo bajo control mediante un programa de apoyo salarial. Prevé que aumentará de la tasa actual de 4.3% a una de 5.3% para fines de año.

La OCDE advirtió que la economía no recuperará el terreno perdido durante la pandemia para fines del 2021, a la vez que pronosticó un crecimiento de 7.6% el año próximo, siempre que Reino Unido y la UE logren un acuerdo comercial.