jueves, 20 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

No hay nada que impida que los símbolos históricos también los pueda comprar el sector privado.

Claro ejemplo es que el operador bursátil Intercontinental Exchange (ICE) llegara a un acuerdo para la compra de su homólogo de la bolsa de Nueva York, el Nyse Euronext por US$8.200 millones. Una operación que pondrá fin a los más de 200 años como compañía independiente del gestor de Wall Street, un auténtico estandarte histórico del capitalismo.

De esta forma, nacerá el tercer operador más grande del mundo, solo por detrás del de la bolsa de Hong Kong y de su competidor directo, CME Group.

La compra se hará en efectivo hasta un máximo de US$2.700 millones y por medio de acciones, por lo que la compañía calcula que la combinación final será de 67% en acciones y 33% en efectivo, aproximadamente. Por su parte, los accionistas del Nyse tendrán aproximadamente el 36% de los títulos de ICE.

Felipe Campos, analista de Alianza Valores, consideró que “la única forma de que las bolsas mejoren, con una competencia tan agresiva como la que existe hoy en día, es crecer en volumen y ese es el futuro que tienen. Mientras que los reguladores estén pendientes de que se mantenga la competencia, no hay problema con este tipo de transacciones”.

No es la primera vez que el Nyse se convierte en objetivo, ya que hace aproximadamente un año, el mismo ICE en unión con Nasdaq intentó su compra, aunque el negocio fue vetado por los reguladores.

Campos agregó que “ésta vez los reguladores no han encontrado problemas, ya que el ICE incluye principalmente commodities de agricultura y energía, mientras que Nyse maneja acciones”.

En este sentido, el operador de la Bolsa de Nueva York emitió un comunicado donde destacaba que “la adquisición combina a dos líderes de intercambio para crear un operador en diversos mercados que incluye commodities de agricultura y energía, derivados de crédito, acciones y divisas”.

Un aspecto que no se aclaró es qué pasará con el negocio que Nyse tiene en distintas plazas bursátiles europeas, aunque ICE dijo que estudiará la venta del operador de mercados europeos Euronext a través de una oferta pública inicial, después de que concrete la compra de su matriz en el segundo semestre del 2013.

Aún así, Peter Lenardos, analista de RBC Capital Markets, dijo que “tiene sentido que ICE ingrese en el mercado europeo de una manera significativa”.

La opinión

Andrés Duarte
Dir. de estudios económicos - Asesores en Valores

“A nivel de costos, la fusión es un beneficio ya que se hace más eficiente, con un poder de negociación más fuerte y le ayuda a manejar las tarifas”.