RIPE:
EL ECONOMISTA

El tapabocas será obligatorio, y se privilegiará la ventilación natural, mientras que se prohibirá la circulación del aire hacia el interior

El Economista - Ciudad de México

Como parte de los reportes semanales sobre el estatus del semáforo sanitario en la Ciudad de México, la jefa de gobierno capitalina dio a conocer este viernes que a pesar de que continuarán las medidas restrictivas propias del semáforo en color naranja, que permanecerá activo a partir de este día y hasta el próximo viernes, habrá actividades que podrán reactivarse de manera paulatina en el transcurso de la semana, entre ellas, los museos y cines capitalinos, siempre y cuando limiten su aforo a un 30 por ciento.

Los museos podrán reabrir a partir del martes 11 de agosto bajo estrictas regulaciones tanto para los asistentes como para el personal que labora en cada uno de los recintos, con el uso obligatorio de cubrebocas al interior de las instalaciones y se privilegiará la ventilación natural, mientras que la circulación del aire hacia el interior estará prohibida.

José Antonio Peña Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública de la Ciudad de México, anunció los principales lineamientos que deberán acatar los giros implicados.

Recomendó evitar la asistencia a los recintos en grupos grandes y respetar una distancia de 1,5 metros entre los presentes al interior. Indicó que el personal de atención deberá ofrecer el uso constante de gel antibacterial, cancelar la manipulación de material informativo impreso, instalar señalética para indicar lo sentidos únicos del flujo de los visitantes en el recorrido de las salas y para la entrada y la salida, así como fomentar el pago de boletaje y otros consumos por medios electrónicos. El sistema de ventilación hacia el exterior deberá operar con un mínimo del 30%.

En el caso de los cines, que podrán abrir el miércoles 12 de agosto, el funcionario indicó que, además de respetar el aforo máximo del 30%, se deberá exigir a todos los asistentes el uso de cubrebocas a lo largo de todas las funciones. Habrá un solo sentido de entrada y salida y se señalarán los asientos que no puedan ocuparse.

El sistema de ventilación con aire hacia el exterior en este caso podrá operar con un mínimo de 40%, mientras que la ventilación hacia el interior de igual manera quedará prohibida, lo mismo que el ingreso a personas de las que se registren más de 37 grados centígrados de temperatura.

Sheinbaum Pardo indicó que estará permitida la venta y consumo de alimentos al interior de las salas de proyección, pero enfatizó que el uso de cubrebocas deberá usarse la mayor parte del tiempo durante la estancia.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el Reporte de la Estadística de Museos 2018, pudo contabilizar un total de 136 museos en la Ciudad de México, los cuales recibieron a poco más de 30,5 millones de asistentes anuales, lo que representó el 45% de las visitas totales a este tipo de recintos en todo el país. En el caso de los recintos de proyección en la capital del país, se tienen cuantificadas 997 pantallas.