La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

Prueba de esto es que en el primer mes del año se registraron 118 operaciones por un importe total de US$8.991 millones en la región, y los países que más aportaron a este monto fueron México, Brasil y Colombia. 

El primer país registró US$3.502 millones en transacciones de fusiones y adquisiciones, mientras que el segundo movió US$2.711,3 millones y el tercero US$2.082 millones, de acuerdo con el último informe de enero de Transactional Track Record, que elaboró en colaboración de Ontier e Intralinks. 

Según el estudio, el dinero movilizado tuvo un incremento de 0,41% a pesar de que hubo una reducción de 41 compras o fusiones de compañías. 

No obstante, según Raúl Ávila, profesor experto en industria de la Universidad Nacional, en este momento de desestabilidad económica regional y global, lo que más importa es el monto de las transacciones porque los países necesitan inversiones en todos los frentes para combatir los problemas económicos internos como los déficits fiscales. 

“En el caso de Brasil y México su liderato se explica por el tamaño de su mercado interno y también por su relevancia en  el plano internacional, ya que esas naciones son potencias en América Latina y múltiples firmas extranjeras prefieren llegar por ahí”, añadió Ávila. 

En el caso del gigante que es presidido por Dilma Rousseff y que ha recibido el castigo de las calificadoras de riesgo crediticio como S&P y Moody’s, el sector más relevante es el de tecnología (11), seguido del de internet (7) y la industria alimentaria (6). 

En el caso de México, el rubro inmobiliario, el más importante según TTR, aumentó 300% su participación frente al año anterior y en segundo lugar quedaron los negocios en turismo. 

Sobre el caso de Colombia, los expertos resaltaron que pese a que la inflación está desbordada, el hecho de que el Banco de la República aplique una política monetaria firme, hace que el país sea atractivo para nuevos negocios. 

“Si bien Colombia solo registra siete operaciones, y una caída de 50% en 12 meses, el país continúa siendo atrayente para los inversionistas por que la industria está empezando a acelerar y hay proyectos ambiciosos en infraestructura, dijo Ávila. Para Juan Felipe Pinzón, jefe de investigaciones económicas de Profesionales de Bolsa, la renta variable local es apetecida por los extranjeros, porque tiene precios llamativos para su compra. 

De acuerdo con información de TTR,  en lo referente a cross-border, las empresas “europeas se han situado como las más activas en adquisiciones en Latinoamérica, con un total de 16 operaciones; seguidas por las empresas norteamericanas, que protagonizaron 14”. 

Después del podio de los países más importantes por el valor de las transacciones empresariales hechas en el primer mes del año se destaca Chile, que movió US$1.464 millones a raíz de 18 operaciones; seguido de Perú, que destacó con 11 movimientos que significaron US$363 millones en negocios, y cierra el grupo Argentina, que registró US$68 millones. 

¿A dónde se van de compras los latinoamericanos?
De acuerdo con el informe de enero de Transactional Track Record (TTR), las adquisiciones latinoamericanas en el extranjero se han hecho, sin contar los países de la misma región, tanto en Asia y Europa. El país que más movimientos tuvo en el inicio del año fue México que hizo adquisiciones en Perú, Nicaragua, España, Estados Unidos y Jamaica. Por su parte Argentina compró en Brasil, y este último hizo lo propio en Chile y Tailanda. Colombia invirtió en Reino Unido, Panamá y otros.

Las opiniones

Juan Felipe Pinzón 
Jefe de investigaciones de profesionales de bolsa 

“La renta variable local ha sido apetecida por los inversionistas extranjeros y locales, ya que la mayoría de acciones de alta bursatilidad tienen precios llamativos”.

Raúl ávila
Profesor de industria de la universidad nacional
“En Colombia los procesos de la industria, enfocados en sectores como el agro, alimentos y bebidas son muy fuertes y por eso atrae inversionistas”.