lunes, 17 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La compañía acepta cubrir con prejubilaciones al menos 3.000 de las 4.500 bajas previstas, se compromete a estudiar las propuestas de los trabajadores y ampliar el horizonte del su plan de ajuste de 2015 a 2017. Anuncia "inversiones multimillonarias" para demostrar la "apuesta de futuro" de la dirección.

Iberia y sus sindicatos empiezan a forjar la paz. O al menos eso parece. Los sindicatos, que ya habían desconvocado las seis jornadas de huelga previstas para este mes, entierran la amenaza de convocar paros en enero tras sellar un preacuerdo con la dirección de la aerolínea para negociar los ajustes y un plan de crecimiento. Los sindicatos renuncian a utilizar la huelga como medida de presión y apaciguan los temores del sector turístico a un enero negro.

La segunda reunión entre Iberia y los sindicatos del personal de tierra y los azafatos en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) sí que ha dado frutos. Ambas partes han alcanzado un principio de acuerdo para dar una solución pactada a los términos de la reestructuración de la compañía y un plan de futuro.

Prejubilaciones por despidos

Iberia mantiene, de momento, intacta su pretensión de reducir su plantilla en 4.500 empleados. Hasta ahora, la compañía pretendía zanjar el recorte de plantilla mediante despidos, pero tras la reunión de hoy la dirección de la aerolínea se compromete a utilizar "con carácter prioritario" prejubilaciones con ese objetivo, así como otras fórmulas como bajas incentivadas, recolocaciones o movilidad geográfica. la compañía subraya que podrán acogerse a estas prejubilaciones un mínimo de dos tercios del total de reducción de plantilla (3.000 del total de 4.500).

Fuentes sindicales subrayan que la dirección de Iberia se ha comprometido a mantener "en la medida de lo posible" las operaciones de la aerolínea en el mercado doméstico y el europeo y a no segregar los negocios de asistencia aeroportuaria ('handling') y mantenimiento, siempre que ambos negocien mejoren su rentabilidad. Iberia acepta ampliar el horizonte del plan de reestructuración desde 2015 hasta 2017 y subraya su "apuesta de futuro" por la compañía comprometiéndose a "inversiones multimillonarias" en la modernización de la flota de aviones y en las nuevas clases business y turista de su negocio de largo recorrido.

Sumar a los pilotos

El director de Recursos Humanos de Iberia, José Luis Romero, ha señalado que la aerolínea está "muy satisfecha" con el preacuerdo alcanzado con los sindicatos, y ha apuntado que la compañía está dispuesta a ampliar el plazo, fijado para el próximo 31 de enero, hasta que se alcance un acuerdo entre ambas partes, informa Europa Press. Romero ha celebrado que tanto compañía como sindicatos hayan sido "sensibles" a la hora de alcanzar este principio de acuerdo que permitirá "abrir" la mesa de negociación.

Iberia alcanza este preacuerdo se alcanza con los sindicatos del personal de tierra y de tripulantes de cabina, pero no con los de pilotos (Sepla no estaba entre los convocantes de la huelga por estar pendiente la repetición del laudo arbitral). La compañía pretende citar a una reunión a Sepla para que se sume al acuerdo y para conocer los términos de la propuesta hecha pública hoy por el sindicato que contemplaría un recorte del 51% del sueldo de los pilotos.