RIPE:
EXPANSIÓN

La caída en los ingresos se da como consecuencia del cierre de hoteles y de las restricciones de movimientos por la pandemia

Diario Expansión - Madrid

El consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, ha adelantado esta cifra durante la junta de accionistas celebrada este jueves. El directivo ha explicado que la negativa evolución del negocio ya desde finales de febrero, cuando se puso en marcha los planes de contingencia ante el covid, provocaron una caída de 20,8% en los ingresos en el primer trimestre.

Este descenso se incrementó en el segundo trimestre, el más afectado por la crisis sanitaria debido al "estricto aislamiento" en toda Europa y el cierre temporal de casi 95% de la cartera de hoteles del grupo durante los meses de abril y junio.

"Si no hubiera sido por el covid-19 el grupo hubiera, sin duda, cumplido sus objetivos para 2020", ha matizado el directivo.

Aragonés ha subrayado que la "estructura flexible" de los costes implementados en años anteriores por la compañía ha permitido en el mes de junio retomar los ingresos pese a los bajos niveles de actividad. Así, el pasado mes de junio la compañía ingresó 23 millones de euros (US$26,2 millones), una cifra sustancialmente superior a los 5 millones (US$5,7 millones) del mes de mayo y a los escasos 3 millones de abril (US$3,4 millones).

Aragonés ha añadido que el esfuerzo de la compañía se ha centrado en los planes de reapertura y actualmente el grupo cuenta con 247 establecimientos abiertos, 68% del total de su cartera, y avanza en este proceso con el objetivo de tener la mayor parte de los hoteles operativos a finales de septiembre.

"Hemos sido la primera cadena en empezar a abrir hoteles. Las peores decisiones son las que no se toman. Nos arriesgamos y nos ha salido bien. No hemos conseguido unos ingresos extraordinarios pero, con la estrategia conservadora adoptada, hemos logrado una extraordinaria conversión. Estos ingresos serán mejores en junio y así sucesivamente", ha atajado el directivo.

Liquidez

El consejero delegado de NH ha enfatizado que, gracias a las medidas puestas en marcha por la compañía, el grupo contaba con una liquidez cercana a los 600 millones de euros (US$684,9 millones) a 30 de junio de 2020 y sin vencimientos de deuda a corto plazo.

En el mes de marzo la compañía dispuso de líneas de crédito por 275 millones de euros (US$293 millones) y firmó un préstamo en mayo por 250 millones (US$285 millones) y vencimiento a tres años con garantías del ICO.

La compañía además ha decidido suspender o cancelar inversiones en mantenimiento y reforma de hoteles, que le implicarán una reducción en los costes de capex de 80 millones de euros.

En paralelo el grupo ha negociado durante estos meses con los propietarios de los hoteles reducciones o suspensiones temporales del pago de los alquileres.

"Esto ha sido como un huracán que ha movido el edificio pero éste sigue en pie y es sólido y robusto. Sobre esas fortalezas vamos a construir el valor de esta compañía. NH volverá a ser muy rentable mucho antes de lo que piensan. Se lo garantizo", ha asegurado el directivo a los accionistas.

La deuda financiera bruta de NH ascendía a 761 millones de euros (US$868,7 millones) a junio de 2020 que, descontando la caja por 326 millones de euros (US$372 millones), resulta en una deuda financiera neta de 435 millones de euros (US$496 millones).

Lea la nota completa aquí.