Ministros de finanzas del G20 y gobernadores de los bancos centrales se reúnen el sábado y domingo en Riad para hablar

Reuters

Los líderes financieros de las 20 economías más grandes del mundo (G20) esperan una modesta recuperación del crecimiento global este año y el próximo, pero consideran al nuevo coronavirus como un riesgo a la baja, de acuerdo a un borrador del comunicado preparado para reunión del 22 al 23 de febrero.

Los ministros de finanzas del G20 y los gobernadores de los bancos centrales se reúnen el sábado y domingo en Riad para discutir sobre la economía global y cómo China lidia con un virus que ha causado la muerte de más de 2.000 personas y un brusco freno a los viajes y el comercio.

"Después de signos de estabilización a fines de 2019, se espera que el crecimiento económico repunte modestamente en 2020 y 2021. La recuperación es apoyada por la continuación de condiciones financieras expansivas y algunas señales de distensión en las disputas comerciales", dice el texto del borrador al que Reuters tuvo acceso.

"Sin embargo, el crecimiento económico mundial sigue siendo lento y persisten los riesgos a la baja para las perspectivas, incluidos los derivados del impacto del nuevo brote de coronavirus, tensiones geopolíticas e incertidumbre política", añade el texto, que puede ser modificado antes de su anuncio oficial.

Los líderes financieros respaldarán las conclusiones de la cumbre del G20 del año pasado en las que dijeron que se esforzarían por lograr un 'comercio y entorno de inversión libre, justo, no discriminatorio, transparente, predecible y estable', y mantener sus mercados abiertos.

El borrador también dijo que los ministros y los banqueros centrales mantendrán declaraciones anteriores que apuntaban a que un tipo de cambio flexible, donde ello sea factible, puede servir como amortiguador y a que el exceso de volatilidad cambiaria puede tener implicaciones adversas para la estabilidad económica y financiera.