Francia tiene 2,57 millones de casos, el quinto total más alto del mundo, con 64.078 muertes, en el séptimo lugar a nivel global

Reuters

El lento inicio de la campaña de vacunación contra el covid-19 en Francia en comparación a sus vecinos europeos motivó críticas de algunos médicos y científicos, aunque el gobierno ha dicho que planea acelerar el programa.

Francia, que está priorizando a las personas más vulnerables en hogares de ancianos para la primera fase de vacunación, ha administrado dosis a unas 140 personas hasta ahora.

Eso está muy por debajo de la cifra de 42.000 vacunados en Alemania, por ejemplo, que también comenzó su despliegue el domingo como parte de una campaña europea coordinada.

El Ministerio de Salud francés confirmó la cantidad de inyecciones, mientras que las autoridades han dicho que el comienzo lento fue deliberado para poder familiarizarse con la logística. Un millón de personas se habrán vacunado en febrero y Francia se pondrá al día con otras naciones, dijo el gobierno.

Pero algunos médicos han criticado el exceso de precaución y burocracia de la campaña, en uno de los países con la tasa más alta de escépticos a las vacunas en el mundo.

Las encuestas de opinión muestran que menos de la mitad de la población tiene la intención de recibir una inyección contra el COVID-19, a pesar de que Francia es uno de los países más afectados de Europa.[ nL1N2JA0MR]

Médicos han dicho que el gobierno debería simplificar los procedimientos de consulta previos a la vacunación.

"Como muchos de mis colegas, creo que necesitamos ir mucho más rápido con esta campaña de vacunación para poder controlar la epidemia más rápidamente", dijo en Twitter Nathan Peiffer-Smadja, especialista en enfermedades infecciosas del hospital Bichat de París.

Alain Fischer, un pediatra e inmunólogo que está organizando la estrategia de vacunación de Francia, señaló desafíos logísticos como el transporte de las dosis a los hogares de ancianos y dijo que Francia no quería apresurar la campaña.

"Necesitamos hacer las cosas correctamente", dijo Fischer a la radio Franceinfo el miércoles.

Francia tiene 2,57 millones de casos, el quinto total más alto del mundo, con 64.078 muertes, en el séptimo lugar a nivel global.