RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Las sociedades Axxion y Betlan Dos aprobaron otorgar la flexibilidad necesaria para una eventual venta de acciones en la aerolínea

Diario Financiero - Santiago

Desde que se abrió el camino de acogerse al Capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos el 26 de mayo, Latam ha cerrado cerca de 80 acuerdos de confidencialidad con diferentes interesados en el financiamiento via Debtor in Possession, (DIP por su sigla en inglés) que permitirá a la compañía recolectar del orden de US$2.150 millones. Estos documentos le dan acceso al interesado una sala de datos y otros materiales propios de la reorganización.

Así se desprende de un escrito de 245 páginas, que también detalla que la aerolínea se ha contactado con más de 150 instituciones financieras para reunir los montos necesarios.

En este sentido, la firma había informado este domingo que el financiamiento tendría tres tramos: el A, B y C. De este modo, se formalizó la idea de concretar el último de ellos, donde la familia Cueto y Amaro, así como Qatar Airwyas, ya comprometieron US$900 millones, pero que podrá ampliarse en hasta US$250 millones para que otros accionistas aporten recursos si lo desean.

Aunque el documento señala que para ejecutar el tramo C se requerirá comprometer también el A y B, la aerolínea explicó que como este último está enfocado en los recursos que se puedan tener de los Estados y el proceso no ha sido fructífero, se decidió remover como condición para el tramo siguiente. Además, los financistas del tramo C -que corresponden a accionistas de la empresa- se comprometieron a mantener sus actuales participaciones durante la tramitación de la reorganización.

Al final del proceso, quienes están en este segmento podrán convertir su deuda en acciones de la compañía aérea.

De los avances conseguidos hasta el minuto, la aerolínea señala que “es una señal importante para los otros interesados de los Deudores, los prestamistas potenciales de pospetición y el mercado en general, que a pesar del clima económico actual provocado por Covid-19 el negocio de los Deudores, apoyado por los prestamistas del tramo C y otras partes interesadas, está listo para una recuperación exitosa”.

Además, Latam Airlines en el proceso decidió firmar un acuerdo “espejo” con ciertos accionistas adicionales, que incluyen a Delta Air Lines para replicar obligaciones anteriores a las condiciones adscritas en el tramo C.

En el documento la aerolínea declaró que a partir de agosto 2020 sus niveles de liquidez serán mínimos para operar. Declaración que fue reforzada por el CFO, Ramiro Alfonsín, quién ingresó un escrito recalcando la importancia de lograr con éxito la recaudación de los montos solicitados vía DIP para el rearme de la aerolínea. “El cálculo se hace según los actuales tráficos, las necesidades de la aerolínea durante este procedimiento que son expectativas de exceder con creces a la cantidad de efectivo disponible, como en agosto de 2020 Latam operará por debajo del mínimo de liquidez que necesita para echar a andar el negocio”, sostuvo Alfonsín.

Sin estos montos, explica el ejecutivo, es difícil que la aerolínea no vea interrumpido sus operaciones.

Las cartas de Bethia
Ayer las sociedades ligadas al empresario Carlos Heller (Axxion y Betlan Dos) dieron el visto bueno para dar flexibilidad de enajenar las acciones de Latam y con ello bajar su exposición al riesgo que podrían sufrir a raíz de las consecuencias de la compañía al Capítulo 11 de la Ley de quiebras de Estados Unidos.

Ambas sociedades tienen una participación de 4,23% después de haber vendido en diciembre una parte de sus títulos en la OPA lanzada por Delta.

Aeroméxico inicia proceso en EE.UU.
Grupo Aeroméxico, que opera la principal línea aérea del país, inició un proceso voluntario de reestructura financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU "para fortalecer su posición financiera y liquidez, proteger y preservar sus operaciones y activos, e implementar los ajustes operativos necesarios para hacer frente al impacto del Covid-19".

Durante el proceso, Aeroméxico dijo que continuará operando y cumplirá sus permisos y concesiones, además de estar en conversaciones para obtener un nuevo financiamiento preferencial. Buscando confianza, la firma reiteró que en julio casi duplicará sus vuelos domésticos frente a junio, y que su operación internacional crecerá casi cuatro veces en el mismo periodo.