Entre las más recomendadas está incluir la inteligencia artificial en diversas áreas de las empresas y el shopstreaming

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

La crisis causada por el Covid-19 ha hecho que muchos hábitos de consumo cambien con el fin de evitar la propagación. Estos efectos seguirán una vez la situación se acabe, pero ya se pueden establecer 10 tendencias emergentes que marcaran la pauta en el futuro.

Para las organizaciones estos momentos pueden ser tanto amenazante como liberadores, pues puede significar un gran impacto en las viejas reglas y nuevos competidores en el “campo de juego”.

Según el informe “Un mundo poscoranirus” de Trend Watching, los cambios son generados a una mayoría de servicios y productos tecnológicos, que se basan en la mejora de la experiencia del consumidor. Por ejemplo, ya se habla de shopstreaming, una evolución del e-commerce, es decir, interacción en tiempo real con el cliente por medio de plataformas de streaming.

También se habla de tendencias como la economía virtual, las tiendas vía streaming, soluciones innovadoras para todos, espacios físicos que generen bienestar, asistentes digitales y aprendizaje con plataformas.

Adicional a esto, hay una tendencia a incluir la IA (Inteligencia Artificial) en el comercio, pensar en la salud mental de los consumidores, el desarrollo asistido y los bienes digitales.

Estas son algunas de las tendencias que según el estudio, pueden parecer desafiantes o lejanas de su oferta actual o modelo de negocio, sin embargo, el mundo en estos momentos está cambiando y es necesario que las organizaciones se acomoden a estos cambios.

Cabe señalar que las tendencias que se citan harán parte de una mejora en las expectativas de los clientes, además de incluir nuevas costumbres e innovaciones que le darán un nuevo aire a consumidores y empresas tras la crisis actual.