El primer ministro de Reino Unido dijo que la pandemia es una oportunidad para fortalecer algunos frentes que estaban descuidados

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Con el paso de los meses, las autoridades han dado a conocer diferentes estrategias para reactivar los mercados sin dejar de lado la lucha contra el covid-19, virus que le ha costado la vida a más de 520.000 personas en el mundo. Uno de los países que ha tomado la delantera en materia de elaboración y aplicación de las hojas de ruta para el reinicio de la economía es Reino Unido, en donde el gobierno, por ejemplo, ha entregado US$13.731 millones en financiamiento para las Pyme.

La anterior apuesta hace parte del ‘New Deal’ que dio a conocer Boris Johnson, primer ministro de esa nación, quien aclaró que esta es una estrategia económica que tiene como objetivo reconstruir Gran Bretaña.

Para lograrlo, el líder y su equipo han anunciado que las labores, las habilidades y la inversión en infraestructura será el centro de recuperación después del nuevo coronavirus.

Con base en lo anterior, Johnson dijo que usarán la pandemia del covid-19 para enfrentar los grandes desafíos no resueltos del país en las últimas tres décadas. Por lo que se construirán más casas, arreglarán el servicio de salud (NHS, por sus siglas en inglés), abordarán la crisis de habilidades y cerrarán la brecha que hay en materia de oportunidades, productividad y conectividad entre las regiones de la nación.

El gobierno británico llevará a cabo inversiones en diferentes frentes. Una de las primeras inyecciones de capital que hará el país europeo consiste en que en los próximos cinco años, se invertirán más de 600.000 millones de libras (US$749.001 millones) en la prosperidad futura. A esto se le suma que tienen proyectos de inversión de capital de 5.000 millones de libras (US$6.241 millones), para el apoyo de empleos y la recuperación económica.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro Torres Profesor de la Universidad Eafit

    “Esta coyuntura ha permito darse cuenta de las falencias de los sistemas de salud, por lo que se debe repensar la prestación de este servicio”.

  • Édgar BejaranoEconomista y exdecano de la Unal

    “La crisis está afectando a todos los sectores y empresas sin importar su tamaño. Aunque no los afecta por igual, se debe buscar la manera de que todos salgan adelante”.

En línea con estas inversiones millonarias, Johnson dijo que le apostará a una estrategia que les permita garantizarle a los jóvenes que puedan estar seguros de que tendrán acceso al trabajo o la capacitación. “Esto es vital para evitar que el impacto económico del coronavirus cicatrice las vidas de la próxima generación de manera irreparable”, añadió.

Además de estas apuestas, las autoridades de Reino Unido han entregado ayudas al sector empresarial y a las personas que se han visto afectadas en medio de la crisis. Hasta el momento, 2,3 millones de personas adicionales reciben la ayuda que necesitan a través de Universal Credit (desde el 12 de marzo), se han aprobado más de 967.000 préstamos de recuperación por un valor superior a US$36.825 millones, entre otros alivios.

Este tipo de iniciativas responden a los retos económicos que están afrontando todos los países, ya que “si uno mira hacia el interior de cada una de las sociedades, uno puede darse cuenta de que todos los sectores están enfrentándose a diferentes problemas. Así que esto no es algo exclusivo de los empresarios grandes, medianos o pequeños, sino que es una situación que los afecta a todos en diferentes dimensiones”, explicó Édgar Bejarano, economista y exdecano de Economía de la Universidad Nacional.

Lo que señaló Bejarano también se refleja en que, por ejemplo, Johnson aseguró que se aprobaron 359 créditos para el esquema de préstamos por interrupción de grandes negocios para grandes empresas.

Otro de los puntos que se rescatan del ‘New Deal’ es la apuesta por fortalecer el sector salud, ya que los ventiladores aumentaron de 9.000 en marzo de 2020 a 24.000 el 29 de junio de 2020, más de 1,8 millones de kits de prueba han sido entregados a casi 9.000 hogares de cuidado, 99% de los médicos de cabecera pueden ofrecer consultas por video, lo cual es un aumento de 3% frente a antes de la crisis, tal como se muestra en el gráfico.

Sobre estas apuestas y la hoja de ruta que ha trazado Reino Unido para la recuperación económica, Alejandro Torres, profesor del departamento de economía de la Universidad Eafit, aseguró que esta crisis ha permitido ver que hay una necesidad de repensar el sistema de salud y que se debe buscar la manera de atender a las personas de una forma más adecuada y oportuna, con el fin de proteger los empleos y lograr la reactivación esperada sin que el daño se extienda más meses.

Seguridad y educación, otras apuestas del gobierno británico
Además de la lucha contra la pandemia y la búsqueda del camino de la reactivación, las autoridades de ese país también están trabajando en satisfacer otras necesidades de los ciudadanos británicos, por lo que tienen 3.000 policías más reclutados como parte de su objetivo de 20.000, más de US$1.248 millones para reconstruir escuelas en Inglaterra y más de US$17.976 millones para los próximos tres años para aumentar los fondos para las escuelas y así continuar mejorando la calidad de la educación.