.
GLOBOECONOMÍA Las caras de Venezuela
jueves, 13 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

José Fernando Bautista

La situación actual de Venezuela tiene orígenes y dimensiones que interactuan de manera dependiente de las decisiones Gubernamentales. En lo político el modelo de la IV República, como hoy se conoce a los gobiernos bipartidistas, fueron la causa del descontento popular que llevó al poder a Hugo Chávez y a la implementación del socialismo del Siglo XXI.

Los segundos gobiernos de los expresidentes Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera (habiendo sido los primeros muy buenos) fortalecieron un modelo neoliberal y generaron las condiciones necesarias para el intento del golpe comandado Chávez.

Como solución se apoya la elección para un segundo periodo del presidente Caldera quien continúa con varias de las políticas de Pérez y decreta la amnistía para Chávez y varios de los demás integrantes del golpe. El resultado: Chávez gana aplastantemente las elecciones e inicia un gobierno de fuerte carácter nacionalista, con una visión de integración latinoamericana y de un nuevo escenario internacional.

Viene el golpe a Chávez y su fracaso casi de inmediato con una consecuencia que cambiaría irreversiblemente la relación del sector privado con lo público. Cuando vuelve incorpora su lucha contra las multinacionales y se rompe con el sector empresarial nacional, inicia las estatización de importantes sectores estratégicos, y su política internacional busca de manera casi excluyente a diferentes socios comerciales como China, Rusia, Irán y en el campo regional Brasil, Cuba y Argentina.

Con el paro petrolero el gobierno adoptaría un modelo de control de cambio y restricción a las importaciones, en el que el Gobierno se torna en el actor casi monopólico de la actividad financiera, comercial e industrial.

La distorsión que genera el dólar oficial frente al valor real de mercado y la contracción del flujo de divisas externas, han golpeado dramáticamente a los productores nacionales en todos los renglones teniendo como resultado que los productos importados siempre saldrán más baratos que los nacionales, por el dólar subsidiado con que se importa.

En la relación comercial binacional se ve claramente este fenómeno, hoy el gran importador de bienes y servicios Colombianos es el gobierno Venezolano y obedece a cuotas de productos con permanentes demoras en el pago, a un nivel en que algunos de los exportadores tradicionales a ese destino prefieren no hacerlo. Los pobres en Venezuela tienen más cobertura del estado a través de la cesta básica subsidiada de productos de alimentación y limpieza, las medicinas son muy económicas, la gasolina sigue siendo la mas barata del mundo, la educación es gratuita a todos los niveles, los servicios públicos no se recaudan en los sectores más pobres o su precio no cubre el valor, pero la vida cotidiana se ve golpeada por la delincuencia, la violencia, y el mal funcionamiento de lo público que ya inclusive se ha extendido en el propio sector privado.

La solución, muy difícil decirlo donde la mitad del país no cree en la otra y donde las visiones se contraponen en todo. En lo económico el gobierno debería eliminar el control de cambio salvo para alimentos, medicamentos e importaciones de equipos y maquinaria del sector público y dejar que el dólar se pague a lo que el mercado mande para los demás sectores. Hay que establecer un diálogo inmediato y fluido con el sector productivo para recuperarlo, no se puede seguir destruyendo la producción nacional.

Lo más difícil destruir el tabú de que no se puede elevar el precio de la gasolina en una nación petrolera (sin llegar al otro extremo de Colombia), ya que termina alimentando es el contrabando de extracción de combustibles hacia el Caribe, Colombia y la frontera con Brasil, costándole a Pdvsa miles de millones de dólares al año que podrían implementarse en otras cosas en beneficio de los venezolanos.

En lo político el presidente Maduro debería usar las cualidades de conciliador que demostró como canciller y establecer una hoja de ruta de una mínima cohabitación con la oposición, es el pueblo democráticamente es el que al final debe decidir quien y que modelo quieren para su nación.

Lo de ayer de los enfrentamientos con muertos y heridos es totalmente lamentable, pero previsible en un país con los ánimos caldeados, y un modelo económico que está destruyendo las virtudes que tuvo un día de hacer menos pobres a sus ciudadanos. El abastecimiento bajo el control estatal con un dólar subsidiado es insostenible y destruirá por completo al productor nacional.

Para Colombia es crucial el bienestar de Venezuela y ojalá sus ciudadanos consigan en el diálogo la reconciliación que tanto necesitan y que tanto nos serviría a nosotros como pueblo hermano.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 27/07/2021 FMI mantiene alza de 6% del PIB mundial, pero se acentúan las brechas entre países

China, India y EE.UU. liderarían la recuperación global con saltos de 8,1%, 9,5% y 7%. En 2022 el crecimiento general sería de 4,9%, medio punto sobre lo estimado

Chile 28/07/2021 Una hidrología más seca llevó a que Enel Chile ajustara sus proyecciones para el año

Tras entregar resultados, la empresa informó que hizo una revisión de sus métricas contenidas en plan 2021-2023 con ajustes

Perú 26/07/2021 Cobre toca máximos por seis semanas debido a las inundaciones en China

El precio del cobre a tres meses en Bolsa de Metales de Londres anotaba una subida de 0,8% a US$ 9.593 por tonelada este lunes

MÁS GLOBOECONOMÍA