Cerca de 300 destacados académicos han advertido a algunos gobiernos que están desarrollando apps por el virus

Diario Expansión - Madrid

Cerca de 300 destacados académicos han advertido a algunos gobiernos que están desarrollando aplicaciones para rastrear la propagación del coronavirus que no respetan la privacidad y que permitirán una vigilancia masiva.

Esta advertencia no supone un rechazo a este tipo de iniciativas, que se presentan como útiles para atajar la pandemia y facilitar las desescaladas. En una carta abierta diferente, los académicos elogiaron el diseño de un sistema desarrollado por Google y Apple para ayudar en el desarrollo de la app de los gobiernos, que guardaría un registro de con quién ha estado en contacto una persona en su teléfono en lugar de hacerlo en una base de datos central.

El grupo instó a los gobiernos a no conservar registros centrales de los encuentros, advirtiendo de que ese sistema permitiría a las autoridades, los piratas informáticos o a compañías privadas espiar a la población, lo que se traduciría en una importante pérdida de la confianza pública.

"Nos preocupa que algunas soluciones a la crisis puedan, excediéndose en su alcance, crear sistemas que permitirían una vigilancia sin precedentes del conjunto de la sociedad", señalaba la carta.

Las aplicaciones de rastreo de contactos, que utilizan herramientas basadas en la proximidad o la ubicación para alertar a los usuarios de teléfonos móviles cuando entran en contacto con personas infectadas con el virus, han proliferado en todo el mundo en las últimas semanas a medida que los gobiernos hacen planes para abrir sus economías después del confinamiento.

Este mes, Google y Apple anunciaron una colaboración para lanzar una "interfaz de programación de aplicaciones" que los gobiernos y las ONG podrían utilizar para desarrollar sus apps. Pero los expertos han expresado una preocupación creciente a que el lanzamiento apresurado de esas aplicaciones no sirva para frenar la enfermedad.

Un nuevo informe del organismo de investigación británico Ada Lovelace Institute expuso que si no se hace una evaluación clara de sus limitaciones técnicas y del impacto social potencial, las apps de rastreo de contactos podrían tener un efecto perjudicial sobre la sociedad.

"El potencia de estas aplicaciones está realmente ahí", señaló Carly Kind, la directora del instituto, haciendo referencia a una encuesta encargada por Financial Times, que arrojó que el rastreo de contactos mediante los teléfonos móviles contaba con el respaldo de casi dos tercios de la población. "Sería muy problemático si el lanzamiento se hiciese de forma precipitada".

Para que resulte eficaz, cualquier iniciativa de rastreo de contactos debe contar con el apoyo de un gran porcentaje de la población. Un informe elaborado para NHSX, la división de innovación de NHS que encabeza los esfuerzos para crear una app británica, estima el nivel de adopción mínimo en el 80% de los usuarios de teléfonos móviles -o el 56% de la población británica-.

Sin embargo, las apps corren el riesgo de excluir a grandes segmentos de la población como resultado de una "brecha digital" que perjudica a las personas mayores y a los que no tienen acceso a las últimas tecnologías.Los expertos calculan que 2.000 millones de usuarios de móviles en todo el mundo no podrán acceder al sistema que están desarrollando Google y Apple."Las personas que están excluidas digitalmente [como los ancianos] no usarán rastreadores de síntomas, pero más propensas a verse afectadas", lamenta Kind.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

América Latina 10/07/2020 La economía peruana será la que más sufrirá por la crisis generada por el covid-19

Itaú estima que el PIB de la región caerá 7,2% al cierre de 2020 y que registrará una recuperación de alrededor de 4,1% en 2021

Perú 09/07/2020 Banco Central de Perú mantiene tasa de interés en mínimo histórico por tercer mes

El banco redujo en abril la tasa clave en 100 puntos básicos, al nivel más bajo entre los países emergentes

Salud 09/07/2020 Hay alrededor de 20 vacunas para combatir el nuevo coronavirus en la fase clínica

La Universidad de Oxford (Reino Unido), Moderna (EE.UU.) y Sinovac (China) son algunas de las compañías que van en la fase tres