En su más reciente informe, el FMI le apunta a que una inversión colectiva en infraestructura podrá impulsar el crecimiento económico pospandemia

Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

La pospandemia se muestra cada vez más positiva y los gobiernos, con las entidades internacionales, coinciden en que durante la etapa de recuperación habrá que priorizar la mitigación del virus, la sostenibilidad e impulsar la economía.

Para el Fondo Monetario Internacional (FMI) una alternativa que puede ayudar con los últimos dos puntos es la inversión en infraestructura, siempre que se realice de forma colectiva.

El plan de acción de la entidad sugiere que las economías con capacidad de gasto aumenten la inversión en infraestructura 0,5% del PIB en 2021, 1% en 2022 y continúen en ese porcentaje hasta 2025.

Por su parte, las economías con menor espacio fiscal tendrían que invertir 0,16% en 2021 y 0,33% hasta 2025, y así, el PIB mundial podría crecer hasta 2% en los próximos cinco años. En el caso de que no haya una inversión colectiva la cifra sería de 1,2% y si los países del G-20 trabajan en conjunto podrían incrementar ese 2% hasta 1,33% más con el mismo porcentaje del PIB.

“Hay que tener en cuenta que si efectivamente se hacen esas inversiones en infraestructura se jalona el crecimiento económico. Se está hablando de un crecimiento muy fuerte en inversión adicional a lo que se tenía proyectado por los países por el PIB”, comentó Raúl Ávila, docente de Economía de la Universidad Nacional.

El FMI señala que con esta iniciativa no solo se impulsaría el crecimiento de la economía global, pues en el caso de enfocarse en invertir en infraestructura verde, como energías limpias, transporte público, entre otras, también se lograría un entorno más limpio que a su vez jalonaría el empleo.

LOS CONTRASTES

  • Carlos SepúlvedaDecano Economía Universidad del Rosario

    “Impulsar inversiones en infraestructura, si es un esfuerzo coordinado a nivel mundial que reactive economías de manera paralela es un buen camino a la recuperación”.

  • Raúl ÁvilaDocente de Economía Universidad Nacional

    “El tema es difícil en cuanto a las posibilidades de inversión que puedan hacer los países, las facilidades de dar ese potencial a los recursos que puedan tener”.

“El tema de crecimiento de infraestructura, empleo sostenible, todo eso se podría dar bajo esos supuestos que difícilmente en economías en desarrollo como Colombia se puedan dar por la disponibilidad de recursos presupuestales, a no ser que con ese espacio fiscal se pensara en un apalancamiento del FMI”, dijo Ávila.

Por ahora, la entidad expresa que los avances globales significativos requieren de un trabajo conjunto, como en el caso de la infraestructura.

“Es un buen camino para impulsar el proceso de recuperación, no le apunta a problemas críticos que tenemos ahora como, por ejemplo, el aumento de la brecha de género en desempleo, pero si activa un motor de reactivación importante”, comentó el decano de Economía de la Universidad del Rosario, Carlos Sepúlveda.

ARTÍCULO RELACIONADO

Infraestructura pos-pandemia

Precisamente, para la entidad, será necesario continuar apoyando a las poblaciones vulnerables y regiones más afectadas por la crisis actual en aspectos sociales y económicos.

El FMI insta a seguir enfocados en la salud

El Fondo Monetario Internacional reiteró que frenar la pandemia es necesario para lograr una recuperación fuerte. La entidad explicó que la única forma de lograrlo es con una colaboración multilateral para desarrollar una vacuna o cura y posteriormente, para distribuirla, además, de buscar una seguridad fiscal global.

Sin embargo, mientras que esto sucede, será necesario fortalecer las medidas de bioseguridad para frenar el contagio y permitir una reapertura progresiva que colabore con la normalización de la economía en todas las regiones del mundo.

Documentos adjuntos