Crisis sanitaria mundial ha dejado a 1.400 millones de niños sin escuela, lo cual los pone en riesgos de abuso y falta de alimentación

El Economista - Ciudad de México

“Sabemos que el Covid-19 se propaga rápido y sabemos que es letal, 10 veces más letal que el virus responsable de la pandemia de gripe (A-H1N1) de 2009. Sabemos que el coronavirus se puede propagar mucho más fácil en ambientes atestados como lo son los asilos (…) En algunos países, los casos de Covid-19 se están duplicando cada tres o cuatro días. A la par de que el virus acelera cada vez más rápido, desacelera aún más lentamente. En otras palabras, la mitigación es mucho más lenta que la propagación", confirmó el doctor Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la conferencia de prensa global, vía streaming, la mañana de este lunes.

Lamentó que el cierre de los sistemas de educación presencial ha dejado sin escuela a cerca de 1.400 millones de niños. "Esto ha frenado su educación y puesto a algunos en riesgo de abuso y los privó a muchos más de sus principales fuentes de alimentación.

"Para muchos países con grandes cantidades de población en pobreza las órdenes de quedarse en casa y otras restricciones empleadas en países de altos ingresos pueden ser imprácticas. Muchas personas pobres, migrantes y refugiados ya viven en condiciones de hacinamiento, con pocos recursos y mínimo acceso a la atención médica. ¿Cómo sobrevivir a un repliegue de emergencia cuando alimentarte depende de tus labores diarias?", cuestionó Adhanom.

Las evidencias de comportamiento del virus, explicó, indican que las medidas de restricción en todos los países que comiencen a registrar descensos de los casos de contagio deberán levantarse de manera paulatina y con un minucioso control, no así de una sola vez. Además, advirtió, estas medidas restrictivas solamente pueden levantarse si existe una capacidad exhaustiva del rastreo de contagios.

Para ello, el representante del máximo organismo para la salud en el mundo anunció que este martes la OMS compartirá con la comunidad internacional un plan estratégico para la liberación de las restricciones en los países con reducción de casos de contagio, integrada por seis criterios primordiales que deben cumplirse antes de tomar la medida y que se resumen a continuación:

  • Transmisión controlada.
  • Las capacidades de los sistemas de salud debe ser las ideales para detectar, aislar, tratar cada caso de Covid-19 y rastrear cada contagio.
  • Los riesgos del brote están minimizados en espacios específicos como las instituciones de salud y asilos.
  • Las medidas de prevención han sido bien establecidas en espacios de trabajo, escuelas y otros lugares a los que es esencial acudir.
  • Los riesgos de importación de contagios pueden controlarse.
  • Los miembros de la comunidad están por completo educados, comprometidos y capacitados para ajustarse a las nuevas normas.

"Cada país debe implementar el conjunto integral de medidas para frenar la transmisión por Covid-19 y salvar vidas, con el objetivo de alcanzar una situación de estabilidad, con bajas tasas de transmisión o sin transmisión. Los países deben balancear sus políticas entre la mitigación de la mortalidad causada por Covid-19 y la tasa de mortalidad causada por otras enfermedades derivadas de los sistemas de salud rebasados, así como el impacto económico", instó.