Reino Unido abandonó la UE en enero, pero seguirá siendo un miembro informal hasta el 31 de diciembre, cuando abandonará el bloque

Reuters

Ahora es más probable que Reino Unido abandone la órbita de la Unión Europea el 31 de diciembre sin un acuerdo comercial que con un acuerdo, dijo el viernes la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a los 27 líderes nacionales del bloque, según un funcionario de la UE.

Reino Unido abandonó la UE en enero, pero seguirá siendo un miembro informal hasta el 31 de diciembre, cuando finalmente abandonará la órbita del bloque después de 48 años. Ambas partes dicen que quieren un acuerdo comercial, pero las negociaciones están estancadas.

Después de que el primer ministro británico, Boris Johnson, declaró el jueves que había "una gran posibilidad" de que no se concrete un acuerdo, von der Leyen sostuvo que la probabilidad de una salida sin acuerdo ha aumentado.

"La probabilidad de que no haya acuerdo es mayor que la de que sí haya acuerdo", dijo el funcionario, quien habló bajo condición de anonimato sobre el mensaje que von der Leyen dio a los líderes en una cumbre de la UE en Bruselas.

Johnson y von der Leyen han dado a los negociadores hasta el domingo por la noche para romper el estancamiento sobre los derechos de pesca y permitir que Reino Unido enfrente sanciones si en el futuro se aparta de las reglas del bloque.

"La situación es difícil. Los principales obstáculos persisten", afirmó el funcionario de la UE sobre el mensaje de von der Leyen. "Para el domingo se verá si es posible un acuerdo".

La libra esterlina se desplomaba, las acciones caían y la volatilidad implícita crecía a medida que los inversores empezaban a considerar el riesgo de un final caótico al proceso del Brexit de cinco años. La libra cayó un 0,8% frente al dólar a 1,3190 dólares antes de recuperarse un poco.

Un Brexit sin acuerdo comercial dañaría a las economías del norte de Europa, tendría repercusiones en los mercados financieros, dificultaría el paso por las fronteras y sembraría el caos en las delicadas cadenas de suministro que se extienden por Europa y más allá.

La mayoría de los principales bancos de inversión todavía dicen que es más probable que se alcance un acuerdo, pero algunos inversores recuerdan que Wall Street y la City de Londres estaban mal preparados para el referéndum de 2016, ya que pocos creían que Reino Unido votaría a favor de abandonar la UE.

Si bien algunos diplomáticos de la UE han interpretado la retórica de Johnson como un acto que busca llegar a un acuerdo y complacer a los partidarios del Brexit en su país, los funcionarios británicos afirman que Londres no puede aceptar las demandas de la UE y advierten que existe la posibilidad de que no haya un acuerdo.

Hablando en Bruselas, Von der Leyen dijo que el domingo quedaría claro si se habían alcanzado las condiciones para un acuerdo. Los diplomáticos de la UE sostienen que el mejor escenario sería que las conversaciones continúen después del domingo.