miércoles, 12 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

Cada vez es mayor la probabilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos pueda tomar medidas, tan pronto como hoy, para energizar a una economía que tiene problemas para avanzar por la debilidad del mercado laboral y la incierta política fiscal, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

Los economistas rebajaron sus previsiones para la expansión económica del tercer trimestre al 1,7%, al mismo tiempo que incrementaron la probabilidad de una tercera ronda de compras de bonos de parte de la Fed, al 65% desde el cálculo de 60% en el sondeo de agosto. Tal anuncio probablemente se concrete hoy, cuando el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed concluye un encuentro de dos días, halló la encuesta.

De los 51 economistas que estimaron la probabilidad de la flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) en más de 50 %, 39 previeron que el banco central actuaría esta semana.

Otros 10 dijeron que la Fed actuaría hacia fin de año aunque no precisaron cuándo. Diseñadas para mantener bajo el costo del financiamiento y apuntalar la economía, el organismo monetario ya ha dispuesto compras de activos por US$2,3 billones por medio de sus primeros dos programas.

Los economistas decían que la Fed podría actuar para contrarrestar el número de fuerzas en contra de la recuperación, incluyendo el panorama de un crecimiento global más lento, la crisis de deuda de la zona euro y la incertidumbre que rodea a un conjunto de alzas impositivas y recortes de gastos de Estados Unidos que entran en vigor al inicio del próximo año. Las expectativas de que la Fed intervendrá con un estímulo adicional se han intensificado desde los decepcionantes números del empleo en agosto.

También redujeron las previsiones de crecimiento

La mediana de los pronósticos hechos por expertos sobre las acciones de la Reserva era de compras nuevas por US$500.000 millones aunque algunos dijeron que anticipaban que la Fed anunciaría un programa ?de final abierto? que permitiría ajustar la suma necesaria de acuerdo a los cambios en la economía. Los economistas redujeron su estimación para el crecimiento del tercer trimestre a un 1,7% desde el 1,8% visto en el sondeo de agosto. Esa tasa sería la más lenta desde diciembre del 2010. Para el cuarto trimestre, anticiparon una tasa algo mejor, de 2,0% de expansión.