Colombia, puntualmente Cartagena, es sede del evento internacional que se hace por primer vez en América Latina

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Una escuela de robótica solo para niñas en el Chocó, una fábrica de cunas hechas con material biodegradables y una escuela de mujeres líderes en el emprendimiento en Putumayo. Estas son solo tres de miles de ideas de negocio o proyectos que hoy empoderan a la mujer y sacan al género de temas negativos como la violencia, la brecha salarial o la falta de oportunidades.

De estos casos se hablará en la primera edición del Women Economic Forum que se hace en Latinoamérica, donde Colombia es la protagonista por traer la cumbre al país y por ser la sede al menos este y el siguiente año.

Nadia Sánchez, fundadora de She Is Foundation, es la responsable de haber traído la franquicia y por tanto de la organización de este evento en Colombia, que se hará este año en Cartagena.

¿Cómo llega Colombia a ser sede de esta cumbre?
En 2016 con la fundación She Is fuimos invitados al Women Economic Forum, un evento en Nueva Delhi que se celebra desde hace 15 años. Era un escenario de seis días con más de 3.000 hombres y mujeres de todo el mundo que debatían de todos los escenarios posibles donde se puede desarrollar la mujer. Me di cuenta que la presencia de América Latina era casi nula. Solo estábamos una representante de México y yo por Colombia. Como me encantó el contexto, fuimos al año siguiente y pedimos permiso para llevar a una delegación latinoamericana más grande al año siguiente en India. Así se cumplió y el año pasado fueron 29 mujeres de siete países. Luego de ese hito solicitamos la licencia para traer el evento.

¿Por qué no se había hecho antes en América Latina?
Precisamente porque la presencia de la región no era muy significativa en más de 500 capítulos registrados. En octubre nos dieron el permiso para hacer el primer WEF en la región y fue así que creamos una junta directiva con representantes de Colombia, Ecuador, Perú y Argentina y yo estoy a la cabeza de esa junta. Nuestro país es un excelente ecosistema para emprender y para generar conversaciones importantes en torno a la economía de la mujer.

¿Cómo evitar que el evento se estigmatice como una reunión feminista?
En este escenario vamos a tener una conversación diferente más allá de los aspectos negativos de por qué las mujeres no llegan a los cargos directivos o no son tratadas por igual. Por el contrario, vamos a hablar de lo que se está haciendo de manera positiva para visibilizar y potencializar lo logrado. No vamos a mostrar lo malo, como la violencia de género, la brecha de género o el techo de cristal, sino lo positivo, las mujeres que están trabajando. Es un escenario para debatir, no para quejarnos. De los speakers, 40% son hombres, por lo que podemos decir que no es una conversación que vamos a hacer solas. Se ha desgastado el término “feminismo”.

¿Cuántas personas prevén asistirán a la cumbre?
Esperamos una asistencia de un mínimo de 800 personas en el Hotel Hilton Cartagena, con 130 speaker confirmados como representación de 16 países.
La Ocde asegura que hay una relación directa entre el crecimiento del PIB y el alza del empleo femenino ¿Colombia está muy lejos de alcanzar esa meta?
Somos una economía emergente y aunque todavía falta por avanzar, hay un camino que se está sembrando para empoderar a la mujer. Está demostrado que la productividad de una empresa aumenta más de 35% cuando se incluyen mujeres en la junta.

¿Habrá un acuerdo final?
Sí, se firmará un pacto por la equidad de género global, en el que se fijarán metas y se observará en la siguiente edición de la cumbre si se cumplieron.

La líder y premio Nobel de Paz, Rigoberta Menchú, cerrará la cumbre
Uno de los personajes más esperados en el primer Women Economic Forum que se hará en Latinoamérica (del 1, 2 y 3 de agosto en el Hotel Hilton de Cartagena), es la líder indígena guatemalteca, embajadora de la Unesco y premio Nobel de Paz, Rigoberta Menchú. “Con este personaje vamos a cerrar la cumbre. Igualmente tendremos otros personajes clave internacionales, como ejecutivos de Facebook y Mastercard; y nacionales, como Natalia Ponce de León y Catalina Escobar de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar”, dijo Sánchez.