Respecto de los avances que se han logrado durante el año en las reuniones del foro en Chile “el balance es positivo”, dijo el funcionario

Diario Financiero - Santiago

Mathias Francke, el SOM Chair de Apec Chile 2019, estuvo en China la semana pasada y en una de sus actividades pudo conocer a Jack Ma, el fundador del gigante chino del comercio electrónico, Alibaba. Ahí le preguntó al empresario si vendría a Chile para participar en la reunión de empresarios que se realizará de forma paralela a la cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Apec) en noviembre en Chile.

La respuesta, esperada con expectación por parte de la organización del foro, es negativa. “Probablemente no venga, porque tiene una agenda muy complicada hacia fin de año, pero dijo que el próximo año de todas maneras va a Chile”, contó Francke a DF.

“En todo caso, la invitación quedó extendida”, agregó desde Huangzhou, donde participó en el tercer encuentro del año del Consejo Empresarial Asesor de Apec (Abac, su sigla en inglés).

Francke relató que vio mucho interés en Chile por parte de las autoridades y los empresarios chinos.

“Como SOM chair de Apec me corresponde informar en la reunión de los ABAC cómo va el año, los progresos, las prioridades, cómo nos estamos preparando para las siguientes reuniones”, afirmó.

“Los empresarios de las otras economías de Apec están muy interesados en Santiago, no sólo por ir, sino que por lo que va a ser la cumbre y el foco que ha puesto Chile en temas que son importantes para los Abac”. Esas prioridades son un mayor libre comercio, fortalecer a la Organización Mundial del Comercio (OMC), respetar las reglas y no al proteccionismo, detalló.

En el caso de Chile, el discurso a favor del libre comercio que ha tenido el presidente Sebastián Piñera está alineado con las preocupaciones del sector privado. Pero en otras economías miembros de Apec, eso no es así, reconoció. Por eso, los Abac han sido capaces de avanzar más rápido en medidas de apertura de mercados que los líderes.

Avances del año
Respecto de los avances que se han logrado durante el año “el balance es positivo”, enfatizó.

“El hito de la primera mitad del año de Chile es la declaración de consenso que se logró en Viña del Mar con los ministros de Comercio y es importante porque da una señal en momentos de turbulencia”, planteó.

“Hoy se hablaba en la reunión de los Abac, en momentos de turbulencia ¿qué puede hacer Apec para eso? Es difícil porque Apec no es un foro de negociación, nosotros no discutimos problemas bilaterales”, aseguró.

La declaración tiene un compromiso con las reglas no discriminatorias, con la transparencia, con el apoyo que puede dar Apec en su trabajo a las negociaciones en Ginebra, el reconocimiento de que es necesario mejorar el funcionamiento de la OMC, que hay que seguir trabajando para el acuerdo de libre comercio de Asia-Pacífico. Según Francke, esto se usó de base para la cumbre del G20 en Osaka, Japón, en junio.

“Otro hito de los primeros meses es que algunas de nuestras iniciativas en materia de cadenas globales de valores ya han sido endosadas, como la interoperabilidad de las ventanillas únicas de comercio exterior”.

Al respecto, sostuvo que “una cosa es la discusión conceptual de la importancia y otra cosa es cuando te comprometes a avanzar a cierta fecha los hitos de cómo avanzar”. “Eso es una cosa concreta que el sector privado valora”, dijo.

APEC vs. COP
Respecto de las críticas que apuntan a que la ApecC es la hermana pobre de la COP 25, la cumbre climática internacional que también se llevará a cabo en Chile este año, Francke afirmó que son procesos muy distintos, porque la presidencia de APEC dura todo un año, con cerca de 200 reuniones en ese período.

Asimismo, “Apec no es una negociación, por lo tanto, no hay resultados concretos de lo que se acordó. Los líderes mandan señales, adoptan decisiones, pero no son negociaciones”, acotó.

“La COP, por otro lado, es un proceso de negociación que involucra a casi todo el planeta, a más de 160 países -en Apec son 21- que se juntan solamente tres semanas y trabajan intensamente para lograr un resultado concreto”.

Para él, “son procesos distintos, no diría ni siquiera que son hermanas”.

Eso sí, aclaró que cuando Chile decidió organizar ambos eventos buscó temas comunes. “Este año la COP va a ser azul, preocupada de los temas oceánicos. Nosotros tomamos temas oceánicos en Apec y los llevamos a los líderes con la idea de adoptar un compromiso con la pesca ilegal, los plásticos en el mar, por tanto, buscamos las sinergias entre un foro y otro”.

“Hay quizás una competencia de quién tiene más Twitter y quién tiene más seguidores en Facebook, pero es una competencia desleal de cierta manera porque hay un conocimiento mayor en la población de lo que es el cambio climático, quue de lo que Es Apec”, reconoció.

“Quizás a nosotros nos cuesta un poquito más encantar a la gente con Apec, es un poquito más difícil vender Apec, como digo yo, más que el tema del cambio climático, pero son procesos donde ha habido un compromiso del canciller Teodoro Rivera, como hubo del canciller Roberto Ampuero anteriormente”, remató.