.
GLOBOECONOMÍA

Invertir en cajeros automáticos en los EE.UU. da 40% de rentabilidad

martes, 18 de abril de 2017
Foto: Pinterest
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cronista - Buenos Aires

Por ejemplo, detrás de esta oportunidad para los Argentinos en Estados Unidos está Sebastián Poncilez, un emprendedor serial argentino con background en económicas que hace 20 años vive allí. Empezó con su compañía Oddysey Financial Group en 2013, con US$20.000 de inversión inicial y hoy factura US$4 millones anuales, gracias a una red de cajeros propia y en cobrar un fee por la programación y mantenimiento de los cajeros.

"Empecé colocando cajeros para mi mismo. Compré 20 unidades porque estaba buscando un negocio de ingreso pasivo. Con eso me fue muy bien y empecé a ayudar a unos amigos que también estaban interesados en el negocio. Así se fue armando una compañía que se especializa en dar servicios a esas otras S.A que se constituyen para tener una red de cajeros acá. Lo que hacemos es ayudarlos a crear una S.A y también ayudarlos a entrar al negocio, manejando la programación y la locación de las unidades", explica.

((Lea: Los cajeros y las oficinas son los canales más usados en el país))

El piso para entrar es menor al que muchos pensarían, considerando que armar una Sociedad Anónima en la Argentina es una empresa de lo más compleja. Poncilez explica que en Estados Unidos es un proceso relativamente indoloro si se tiene un equipo de gente trabajando para eso. Una vez creada la S.A se crea una cuenta bancaria y se la llena de fondos: US$7.000 por cada cajero programado y puesto a trabajar de una inversión mínima de 20 (US$140.000). El valor de mantener la compañía funcionando también es menor, según el CEO de Oddysey, unos US$400 anuales de costos al contador.

Seis meses tras ser instalados (los ponen en bares, supermercados o estaciones de servicio de mucha circulación, que eligen a través de un scouting hecho por asesores comerciales) los clientes pueden optar por pagar un fee para el mantenimiento técnico de los cajeros y para que se encarguen de hacer los depósitos semanales en las terminales.

Con esto, cuenta Poncilez, la rentabilidad esperable es bastante alta y mayor que a otros activos financieros. "Es una cuestión porcentual. La rentabilidad es de 10% el primer año; 25% el segundo y el tercero puede llegar a 40%. Los cajeros tienen más transacciones a medida que van madurando porque más gente los conocen."

A pesar de lo que muchos pueden pensar (que los medios electrónicos significarán la muerte del dinero) Poncilez es optimista. "Son mercados complementarios. Para las capas menos acomodadas, el dinero físico es la única manera de transportar valor. Por eso es de los que más crecen. Es un mercado de US$25.000 millones en los Estados Unidos, más grande incluso que el de las tarjetas de crédito. Las autoridades quieren que se incentive el e-Money para poder tener un control más estricto sobre los impuestos pero lo cierto es que, si bien las transacciones electrónicas crecen, también lo hace el uso de dinero en efectivo". Quizás por eso la compañía ya tiene 70 clientes y cada mes se le suman otros 10 desde que diversificaron el negocio a otros países de la región.

((Lea: Cajero automático, el líder por estratos y edades en canales de usuarios bancarios))

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Minas 25/05/2024 BlackRock presionó a Anglo para que amplíe diálogo con BHP en propuesta de fusión

BHP, el mayor grupo minero del mundo que cotiza en bolsa, tiene hasta el 29 de mayo para una oferta en firme por Anglo American

Polonia 25/05/2024 El Primer Ministro de Polonia analizará si reabrirá un paso fronterizo con Bielorrusia

Para Tusk la reapertura de un puesto de control fronterizo adicional podría ayudar a las empresas locales afectadas por el conflicto

Banca 26/05/2024 Inflación en tiempos de guerra y pausa de la Fed retiran los recortes de tasas israelíes

El aumento del gasto presupuestario está repercutiendo en la inflación, que se aproxima a la tasa máxima fijada por el Gobierno (1%-3%)