La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

Cuando ya han pasado seis meses desde que François Hollande asumiera el cargo como presidente de Francia, cualquier signo de euforia por su elección y de esperanza por los cambios que prometió en la Unión Europea se han disipado, dando lugar a un creciente nivel de desconfianza sobre la “parsimonia” de su gestión.

Esto ha hecho al país el principal riesgo dentro de lo que pueda a pasar en 2013.

La política francesa genera críticas tanto en los ciudadanos nacionales, como en los inversionistas extranjeros. Prueba de ello es un sondeo llevado a cabo por Bank of America - Merrill Lynch entre estos últimos, que asegura que Francia representa el mayor riesgo para Europa en 2013.

Según los datos, el 31% de los inversionistas escogieron al país galo como su mayor preocupación, frente al 28% que votó por España, el 26% que lo hizo por Italia y sólo un 7% que optó por Grecia.

En este sentido, Juan Camilo Rojas, analista de mercados internacionales de Correval, aseguró que “el crecimiento de las dudas sobre Francia, por encima de España e Italia, es consecuencia de que para esos países hay un seguro que es el rescate y las compras del Banco Central Europeo, y hay un mecanismo creado que puede hacer frente en caso de necesidad. Pero Francia no cuenta con nada de eso”.

Además, “en Francia hay un riesgo real, pues hay temor por las finanzas públicas. La economía está a las puertas de la recesión y eso generaría una disminución en sus ingresos y debilitaría mucho su economía”.

Sin embargo, Diego Otero, rector de Uniciencia de Bucaramanga, consideró que las críticas a Francia se están exagerando. “Me parece raro el escuchar las continuas críticas y los sondeos negativos que hacen de Francia. El gobierno ha hecho lo contrario a lo que prometió, pero aún así, ha hecho reformas importantes y se mantiene creciendo. El ataque a Francia es una exageración y lo único que va a conseguir es generar más dudas e incertidumbre en Europa”, concluyó.

Rajoy calificó de lenta la gestión de la UE
La manera en la que la Unión Europea está manejando la crisis en el viejo continente ha ido generando gran cantidad de críticas sobre la dificultad que ha supuesto cada una de las medidas a tomar, lo que ha lastrado, según los analistas, una mejora más rápida. El último que tuvo palabras para hablar en éste sentido fue el presidente español Mariano Rajoy, quien explicó que Europa avanza “en la dirección correcta, en la dirección que España siempre ha defendido”, aunque sea de forma lenta. Precisamente ese fue el punto en el que más énfasis hizo al lamentar el ritmo “desesperadamente lento” al que avanza la Unión Europea. Como resumen, al ser preguntado en la jornada del Congreso, Rajoy aseguró que “se podría haber hecho más, pero también se podría haber hecho menos”, al tiempo que se declaró “muy contento” con las resoluciones del Consejo Europeo.

Las opiniones

Diego Otero
Rector de uniciencia de bucaramanga

“El ataque que se está haciendo a Francia es una exageración y lo único que va a crear es más malestar e incertidumbre en Europa. La gente tiene que saber que Francia no va a caer”.

Juan Camilo Rojas
analista de mercados internacionales de correval

“Hay riesgo en Francia. Todo el mundo sabe que las economías en Europa crecerán menos de lo que se esperaba y eso puede debilitar mucho las finanzas públicas de ese país”.