La organización emitió una alerta mundial a los organismos de seguridad de sus 194 países miembros, advirtiéndoles de que se preparen

Reuters

La agencia de coordinación policial mundial Interpol advirtió el miércoles que las redes criminales podrían fijarse como objetivo las vacunas contra el COVID-19 y que podrían intentar vender dosis falsas.

La Interpol, que tiene su sede en Francia, dijo que emitió una alerta mundial a los organismos de seguridad de sus 194 países miembros, advirtiéndoles de que se preparen ante la posibilidad de que las redes criminales se fijen como objetivo las vacunas del COVID-19, tanto de forma física como a través de internet.

“Mientras los gobiernos se preparan para lanzar las vacunas, las organizaciones criminales planean infiltrarse o interrumpir las cadenas de suministro. Las redes criminales también se fijarán como objetivos a personas del público que no sospechen a través de sitios web y curas falsas, lo que podría suponer un riesgo significativo a su salud, incluso a sus vidas”, dijo el secretario general de la Interpol, Jürgen Stock.