La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La renuncia del primer ministro italiano, Mario Monti, reflota el temor por la crisis de deuda en Europa.

Los principales mercados del mundo anotan importantes pérdidas a esta hora, afectados por la incertidumbre política que rodea a Italia luego que el primer ministro de ese país, Mario Monti, anunciara el fin de semana que presentará su renuncia al cargo.

La inestabilidad política en la península tiene efecto dominó en el resto de las plazas de Europa, aunque el descalabro sólo se deja sentir en la Bolsa de Milán que sucumbe un 3,32%.
 
La renuncia, que acentúa las preocupaciones por la expansión de la crisis de deuda en Europa, provoca un aluvión de ventas de deuda pública italiana. El interés de su bono a diez años escala por encima del 4,8%, y la prima de riesgo, antes incluso de la apertura, ha alcanzado los 350 puntos básicos.
 
A la situación italiana se suman algunos datos provenientes de China que tampoco fueron del agrado total de los inversionistas.
 
En ese contexto y luego que la semana pasada alcanzaran máximos de 18 meses, el FTSE de Londres cae un 0,31%, pérdidas que llegan a 0,69% en París y 0,56% en Frankfurt, el mayor mercado del viejo continente.
 
La bolsa hispana, en tanto, retrocede 1,99%.
 
Seguros de impago
 
La inestabilidad alcanza también de lleno al mercado de derivados. Según consigna el diario español Expansión, los credit default swaps (CDS) de Italia se disparan 33 puntos básicos, hasta alcanzar los 288, lo que supone que el coste de asegurar 10 millones de euros de deuda italiana a cinco años se encarece en 33.000 euros, hasta sumar 288.000 euros.
 
El deterioro es menos acusado en el caso de los CDS de España. El repunte de 16 puntos deja los credit default swaps en 315 puntos básicos, lo que supone que el coste de asegurar 10 millones de euros de deuda española a cinco años se incrementa hasta los 315.000 euros.