.
GLOBOECONOMÍA Huelgas y fallas informáticas, causas de cancelación de vuelos
martes, 9 de agosto de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Diego Carranza Agudelo - dcarranza@larepublica.com.co

La empresa prometió compensar a todos los pasajeros víctimas de cancelación o de retrasos de más de tres horas con un bono de viaje por US$ 200.

Y es que aunque pareciera difícil de creer, este tipo de situaciones no son del todo novedosas. Precisamente el 22 julio de este año, la aerolínea de bajo costo Southwest Airlines presentó un incidente similar cuando tuvo que cancelar 700 vuelos domésticos en Estados Unidos por culpa de inconvenientes técnicos en sus redes.

La aerolínea, que es la que mayor cantidad de pasajeros transporta en vuelos nacionales según el Departamento de Transporte de Estados Unidos, pudo solucionar el problema pocas horas después de presentarse. Sin embargo, como consecuencia de la falla, otros 221 despegues fueron aplazados el día siguiente, pues el sistema no se pudo iniciar con normalidad en el mismo instante.

Otro gigante norteamericano que tuvo un problema similar, aunque de mayor magnitud, fue United Airlines, que 14 días antes de lo sucedido con Southwest Airlines, debió suspender operaciones por fallas que la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) llamó “problemas con automatismos”, lo que dejó unos 3.500 vuelos cancelados en todo el mundo.

Según comentó para este diario el profesor del Politécnico Grancolombiano, Luis Francisco Cuesta, estas situaciones podrían preverse, pero jamás garantizar que no sucedan, pues “así se tengan todos los cuidados, siempre habrá la posibilidad de que algo pase”, con lo que Ferrari concordó y añadió que es imprescindible que estas compañías, que dependen en gran manera de la tecnología, tengan alternativas, cuando menos parciales, para evitar  enormes pérdidas como las que conllevaron estas fallas.

“Esta situación genera una imagen negativa para la empresa, porque cualquiera se resistirá a comprar pasajes en Delta.  Tendrán que mejorar los precios para no perder mercado”, agregó Ferrari.

Sin embargo, también indicó que, sin importar qué tanto puedan perder por este tipo de fallas, esto no se compararía con el valor de cambiar el sistema completo, por lo que no lo ve como una solución viable. “Lo que sin duda deben hacer, es tener sistemas complementarios que cubran una eventualidad de este tipo”.

Pero esa no ha sido la única situación en la que grandes aerolíneas han tenido que detener sus operaciones de manera masiva. Más recientemente, la compañía Airfrance tuvo que lidiar con más de dos semanas de huelga de sus pilotos, motivados por el sindicato de las transportadoras en contra de la reforma laboral que planteó el gobierno francés, unos días antes de iniciar la Eurocopa 2016.

Para cuando comenzó el evento deportivo, Airfrance ya había reportado más de US$ 300 millones de pérdidas como consecuencia de la gran disminución de actividad a la que se tuvo que someter por la restringida cantidad de vuelos que operaban.

Otras huelgas similares tuvo que enfrentar Lufthansa en dos ocasiones: en diciembre del 2014, en la que tuvo que cancelar casi 1.400 vuelos y perdió al rededor de US$ 180 millones por una huelga de los pilotos sindicalizados; y en noviembre del 2015 cuando, tras cinco días de protestas, cerca de 96.000 pasajeros se vieron afectados por los 930 vuelos cancelados.

En septiembre del 2013, Avianca también sufrió las consecuencias de las huelgas. En esa ocasión, 1.000 pilotos decidieron no realizar  operaciones complementarias en lo que llamaron ‘Operación Reglamento’, obligando a la empresa a implementar un plan de contingencia que implicó interrumpir la operación de 160 vuelos. En esta huelga los pilotos de la alianza TAM no participaron, lo que evitó mayores pérdidas.

Aún así, tal como lo confirmó  Cuesta, estos impases jamás implicaron, y de seguro no lo harán ahora en Delta, que las compañías dejaran de ser de las más influyentes en su mercado, aunque sí habla de su debilidad a la hora de enfrentar a los que podrían ser su más grandes enemigos: los sistemas informáticos y las huelgas.

Acciones de Delta Airlines cayeron un 0,77%

Tras el fallo del lunes en el sistema informático de la aerolínea Delta Airlines, las acciones de la firma en la Bolsa de Nueva York sufrieron una baja ayer de US$0,29, es decir 0,77% con respecto al valor del día anterior. La compañía, que durante cinco días se estuvo recuperando en el mercado bursátil tras un mes de bajas, no ha podido remontar al precio de diciembre del año pasado, cuando alcanzó su valor más alto en cinco años con US$52,26 por acción.

Las opiniones

César Ferrari
Docente de la Universidad Javeriana
“Para una aerolínea tener todos sus aviones en tierra es una pérdida enorme, pero no por eso van a asumir el costo de cambiar todo su sistema”.

Luis Francisco cuesta
Docente del Politécnico Grancolombiano
“Una aerolínea como Delta debe tener alternativas por si los sistemas fallan, pero siempre existe la posibilidad de que no funcione”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Hacienda 16/06/2021 Putin dice que Estados Unidos y Rusia regresarán embajadores después de la cumbre

El anunció se da luego de que en meses pasados los países expulsaron los embajadores diplomáticos de sus respectivos territorios

Canadá 16/06/2021 La inflación subió a 3,6% en Canadá; este es el registro más alto desde el año 2011

Mensualmente, los precios del consumidor subieron 0,5% frente a las previsiones realizadas, de un aumento cercano a 0,4%

Estados Unidos 15/06/2021 Chanel registró caída de 18% en ventas para 2020 por cierre de tiendas debido a covid

La compañía registró que sus ingresos totalizaron US$10.100 millones, 18% menos en una base de moneda constante y comparable

MÁS GLOBOECONOMÍA