La presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, se unió a Trump en advertencia a Europa sobre Huawei

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Estados Unidos volvió a poner en el centro del huracán a Huawei, esta vez porque varios funcionarios federales acusaron a la firma china de realizar espionaje a través de sus redes 5G desde 2009. Dicha acusación llevó que la icónica marca del gigante asiático respondiera con un comentario que fuerte, según los analistas.

La posición oficial que dio a conocer la tecnológica fue que “esta nueva acusación es parte del intento del Departamento de Justicia de dañar irrevocablemente la reputación y el negocio de Huawei por razones relacionadas con la competencia en lugar de la aplicación de la ley. Estos nuevos cargos carecen de fundamento y se basan principalmente en disputas civiles recicladas de los últimos 20 años”.

Luego de lo expuesto por la compañía, The Wall Street Journal informó que “el Pentágono abandonó su oposición a una regla propuesta que dificultaría que los fabricantes de chips estadounidenses y otras compañías realicen envíos a Huawei Technologies de China desde sus instalaciones en el extranjero”.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, se unió a Trump en advertencia a Europa sobre Huawei.